Mamá en Apuros

Superar la vuelta al cole en 10 novelas

como-superar-la-vuelta-al-cole

Parece que el año tiene dos comienzos. El primero, el evidente, es el día de año nuevo, pero septiembre es otro comienzo más, gracias al inicio del curso. Y, tanto si eres madre como si no, esa especie de vuelta a empezar se nota. No siempre se lleva bien, por eso este post va a tratar de superar la vuelta al cole.

¿Por qué hay que superar la vuelta al cole?

Hay gente que no entiende la ansiedad, o la depresión. Pero incluso quien no lo entienden hablan del síndrome post vacacional, que yo creo que puede existir pero que no es nada que no pueda curar una buena lotería. Sin embargo, sí que hay que superar la vuelta al cole. ¿Por qué? Porque aquí nos encontramos con otro tipo de circunstancias. Son distintas si eres madre  o si no. Como voy a hablar de colegios me voy a centrar sobre todo en las que sí lo somos. Pero no te vayas, que para ti, que no lo eres, hay una sorpresa final.

Tipos de madre

Seas del tipo de madre que seas, no dudo que adoras a tu prole. Pero hasta la progenitora más amantísima termina hasta el moño después de tres meses de verano. Si eres madre trabajadora, porque tus vacaciones de un mes (con suerte) no terminan de cubrir las necesidades de tus hijas o hijos. Si no trabajas porque después de tantos días juntos, con un calor que derrite, ya no sabes qué hacer para entretenerlos. Porque ellas y ellos, las niñas y niños, se acaban aburriendo de todo. Hasta de ir a la piscina.

Si me alivia, por qué hay que superar la vuelta al cole

Hay quien diría que si eres el tipo de madre que nos venden como ideal sería el único tipo de madre que debería superar la vuelta al cole, porque lo vería como algo negativo. Es ese tipo de madre que trabaja fuera de casa, pero que dentro también es la perfecta dueña de su casa, que hace pasteles con sus hijos y que no le importa que le manchen porque ella lo limpia todo con una perfección arrogante, que disfruta hasta el último minuto con sus hijos y que nunca les grita y además, no se despeina. (Está claro que estoy tan lejos de ese tipo de madre que hasta lo veo como algo negativo, qué mala es la envidia).

Yo creo que si existiera ese tipo de madre más allá de las fotos o stories de Instagram, sería la que menos necesitaría un psicólogo —o casi una decena de novelas chicklit— , porque sería la que más celebraría perder de vista a su prole unas horas al día. Debe ser agotador ser perfecta todo el tiempo, incluso si todo el tiempo solo es el rato de hacer las fotos o vídeos para el insta. (De nuevo perdonadme si sois las madres perfectas, es la envidia de nuevo la que habla).

Las madres normales también tienen que superar la vuelta al cole

Las madres normales, las mamás en apuros, necesitamos superar la vuelta al cole porque justo cuando nos habíamos habituado a la rutina del caos, al caos sin rutina, nos vuelven a llamar a filas. Debemos volver a madrugar junto a los peques (si no trabajamos o lo hacemos de tarde) para darle el desayuno y prepararlos (en mi caso «la»). Debemos volver a hacer los deberes junto a nuestra hija (en mi caso again) porque se despista mirando una mosca y porque se siente sola si la mandas hacerlos a su cuarto. Debemos volver a la rutina (que sí, bendita rutina, pero no cuando te quedas sin siesta por la bendita rutina) de las extraescolares. Y, lo peor de todo, debemos volver a hacerle frente a la jauría de padres y madres que nos encontramos en la puerta del cole. Hay quien de verdad se alegra de volver a verte, pero las hay muy hipócritas que te ponen una sonrisa solo para sonsacarte información y luego poder criticarte a gusto.

Y si no me crees, échale un vistazo a la serie Big little lies, y luego me cuentas si pasa o no pasa.

Diez novelas con las que superar la vuelta al cole

Vale, que no panda el cúnico, hay remedio para casi todo en la vida. Aquí te traigo diez novelas que hablan de la maternidad, de la vuelta al cole, o de ambas, casi todas desde una perspectiva cómica. Para echarnos unas risas, vaya. No digo que te las tengas que leer todas, pero alguna de ellas seguro que te ayuda a pensar que no es para tanto. Si hasta Bridget Jones maneja eso de ser madre, ¿va a poder contigo, que eres mucho más segura que ella, un personaje de ficción?

Si te sirve de consuelo es lo que me digo yo cada mañana en el espejo. Tengo más seguridad en mí misma que Bridget Jones. Voy a salir ahí fuera y voy a demostrar que no soy un absoluto desastre. Solo uno pequeñito.

Bridget Jones: Loca por él de Helen Fielding

Superar la vuelta al cole
Lo tienes en Amazon

Es el último antes de que hicieran la tercera película, en la que cambiaron tantísimas cosas en la adaptación a la pantalla que salió una cosa completamente distinta, por lo que luego sacaron una novela basada en la película. Para mí este es el tercero y el que cierra la historia de Bridget Jones. En él nos encontramos con una Bridget cuarentona, con dos hijos, y con toda la problemática de una madre que además ha enviudado.

Sin embargo, Bridget siempre será ella misma, y capea el temporal poniéndose siempre en medio de él. Además, se hace una cuenta en Twitter en la que empieza a escribir borracha. En serio, tienes que leer ese libro y se te quitarán todos los complejos de mala madre que se te hayan podido pegar.

Instrucciones para sobrevivir a los hijos de Ana González Duque

Instrucciones para sobrevivir a los hijos
Lo tienes en Amazon

Ana González Duque, antes de ser la reina del márketing on line para escritores, comenzó con un blog en el que contaba sus peripecias como madre de dos hijos y además, doctora en un hospital. De ese blog surgió este Sobrevivir a los hijos, en los que Ana nos cuenta la parte más divertida de tener dos descendientes que te ponen a prueba a cada minuto del día. Ya te hablé de él aquí, pero de verdad que si repito es porque merece la pena.

Proyecto Bruno de Ana González Duque

Superar la vuelta al cole
Lo tienes en Amazon

Repito autora, esta vez con una comedia romántica juvenil debajo del brazo. Que dirás tú, ¿qué tiene que ver una comedia romántica juvenil con superar la vuelta al cole? Pues mucho. Primero porque te hará recordar tus tiempos de cuando eras tú la que volvía al cole y no la que se quedaba en casa. Aunque con algunas diferencias (las redes sociales, sobre todo), la juventud es la juventud y el divino tesoro viene repitiéndose en cada generación.

Segundo porque te hará ver un poco de la realidad que se pueden encontrar tus vástagos en ese mundo de ahí fuera. Cada uno nos encerramos en nuestro rol y no nos solemos poner en la piel del prójimo, ni aunque este sea nuestro hijo o hija. Con este Proyecto Bruno te va a ser muy fácil practicar la empatía.

Y tercero porque te vas a pasar un rato mega entretenido con Ed y con Elena, que cree que puede medirlo todo, incluso la fórmula para conquistar a un chico. El chico en cuestión es el nuevo de la clase, se llama Bruno y a nadie le extraña que anden todos y todas detrás de él, ya que es tan mono…Seguro que en el rato que tienes que esperar a que salga la peque o el peque del cole te lo has leído y vas a buscarla con una gran sonrisa en los labios.

Lo que aprendí de ser mamá de Laila R. Monge

Lo que aprendí de ser mamá
Lo tienes en Amazon

Este se ha colado, lo siento. Se ha colado porque se tenía que colar, claro. Quería buscar libros de temática de maternidad pero desde un punto de vista que nos hiciera reír, y en este no lo vas a encontrar. Pero vas a encontrar algo mejor: vas a encontrar a una madre real, con tres hijos reales y una sorpresa a lo huevo kinder que te va a hablar desde su experiencia.

La mayoría de las mujeres pasan por esto de la maternidad dos veces. Muchas de nosotras tan solo una, por lo que los rumores de que cada embarazo es un mundo para nosotras es fantasía, elucubraciones. Al haber pasado solo por uno habrá sido malo, bueno o regular, pero no tenemos con qué comparar. Igual que la experiencia con el bebé. Las madres que solo tenemos un hijo sabemos con certeza qué cosas no repetiríamos con el segundo si lo hubiéramos tenido o si lo fuéramos a tener en un futuro.

Aquí Laila nos habla de todo eso, con la perspectiva de ser madre de tres hijos (y una cuarta sorpresa que nos encontramos en el libro). Sin juzgar, sin decirnos qué es lo mejor, pero sí dando su opinión basada en su amplia experiencia.

Becky espera un bebé de Sophie Kinsella

Superar la vuelta al cole con novelas chicklti
Lo tienes en Amazon

Becky Bloomwood se ha quedado embarazada en su luna de miel (que duró bastante tiempo, por cierto) y aunque no entraba en sus planes, tanto ella como Luke están encantadísimos de la vida. Becky alucina con las listas de cosas necesarias y monísimas que hay para los bebés. Tanto, que a veces pierde un poco el norte.

Aunque el mayor error que comete es cambiar al viejo ginecólogo que le recomendó su suegra (el que ayudó a nacer al mismísimo Luke) por la ginecóloga de las estrellas, Venetia Carter, que resulta ser una antigua novia de Luke. Este hecho lo cambiará todo en su recta final del embarazo.

No es una novela que te vaya a ayudar a encajar mejor las dinámicas nuevas del colegio, pero sí que se presta, y de muy buenas maneras, a hacerte desconectar del todo. Becky sigue siendo la misma ingenua, y sigue teniendo los mismos problemas con las compras, pero su genialidad tampoco ha cambiado, y al final siempre sale indemne de todas sus peripecias.

Becky y Minnie van de compras de Sophie Kinsella

Becky y Minnie van de compras
Yo lo he conseguido en la biblioteca pública pero aquí lo tienes en la Casa del Libro

Seguimos con Becky, y es que no puedes leer la historia de su embarazo y no continuar con el siguiente libro de la saga. Becky tiene una visión de la maternidad un tanto peculiar, como todo en la vida, pero lo que no se le puede negar es lo positiva que intenta ser siempre.

Sin embargo, la imagen idealiazada que había tenido de ser madre de una niña, con la que poder compartir el placer de ir de compras, se le cae a pedazos cuando su hija aún tiene dos años. Para rematar el asunto, aún siguen viviendo con los padres de Becky, cosa que no está dispuesta a que se prolongue mucho tiempo. Pero las cosas se le complican de verdad cuando se empeña en hacerle a Luke una súper fiesta de cumpleaños.

Becky jamás decepciona, pese a que te pases algunos tramos del libro llevándote las manos a la cabeza, o deseando cogerla de los hombros y zarandearla. Es divertida, y para evadirse del silencio que queda en casa cuando los peques se marchan al colegio es perfecta: tu casa se llenará con las carcajadas que no tendrás más remedio que soltar.

El club de las madres imperfectas de Marlène Schiappa

Superar la vuelta al cole sintiéndote mejor madre
Lo tienes en Amazon

Este es uno de los libros que he leído este verano y me gustó mucho porque presenta a tres tipos de madres distintas, y muy reales, en una sola novela. Pese a las diferencias culturales (es una novela francesa), hay cosas que da igual en qué país estén sucediendo. Está la madre que lo ha dejado todo por criar a sus hijos y que se encuentra sola con dos niños pequeños en un chalet pareado a una hora de distancia del centro, de la civilización. Mientras, su marido va y vuelve del trabajo y llega tan tarde que es como si fuera madre soltera.

Está la que eligió su carrera por encima de la maternidad. Una mujer moderna, feminista, diputada en el congreso que lucha por los derechos de la mujer, pero que se vio obligada a dejar a su hijo en un internado por no poder atenderle. Aunque, claro, se engaña a sí misma y se dice que es por el bien académico de su hijo.

Y la última en discordia es una mujer con carrera, que no quiere dejar de lado pese a que se acaba de quedar embarazada. A pesar de que en su empresa se supone que defienden la conciliación (palabra que de verdad no sé de dónde se han sacado porque es más falsa que un euro de madera), los primeros meses debe esconder su condición para que no la aparten de sus proyectos.

Seguro que te puedes reconocer en alguno de estos roles, aquí quizá un tanto exagerados, o incluso seas la mezcla de uno, dos o de los tres. De cualquier modo esta novela te hará disfrutar del silencio reinante en la casa cuando los peques se vayan al colegio.

Una madre sin súper poderes de Molinos

Superar la vuelta al cole
Lo tienes en Amazon

Molinos es bloguera en Cosas que (me) pasan y aquí nos cuenta su experiencia siendo madre de dos niñas. Me gusta especialmente porque fue de las primeras que leí que se ríe de toda la parafernarlia que suele rodear al «mundo mami». Nos va desmontando todos los mitos de ser «súper mamis», y nos habla de la maternidad desde un punto de vista bastante directo tirando a canalla.

Se toma con humor un tema que algunas se toman demasiado en serio. Al final no hay ningún secreto en ser madre: no nos dan una varita mágica con cada bebé. Cada una hace lo que puede con lo que tiene. Se agradece que por fin alguien pusiera algo de luz en un mundo que era tan de fantasía como Nunca Jamás.

Te ayudará porque abarca diferentes etapas del crecimiento. Pero, sobre todo, te hará suspirar con tranquilidad porque no eres la única que ha cogido el chupete del suelo, se lo ha metido en la boca para limpiarlo y luego se lo ha dado a su hijo… O alguna barbaridad semejante.

Diario de una volátil – Mamma mía de Agustina Guerrero

La volátil Mamma mia!
Lo tienes en Amazon

Traigo un cómic a esta lista porque ahora en septiembre en los colegios hay jornada continuada, y salen un poco antes. Al menos en el de mi hija. Por eso he escogido este Diario de una volátil: Mamma mía, que se lee en un suspiro. Te va a dar tiempo a llevar a la niña (como es mi caso) al cole, tomar el café con las mamás elegidas (las normales, no las que les dan tofu a sus hijos para media mañana y traen bayas del himalaya ellos mismos para que crezcan sanotes y fuertes. En serio me voy a hacer mirar esto de la envidia, me estoy volviendo verde) y leer este cómic en el que Agustina Guerrero te cuenta, mediante sus imágenes, cómo ha sido su embarazo.

La verdad, me sentí muy identificada con algunas de las escenas. Sobre todo la que aparece la Volátil con más barriga que resto de cuerpo… Al finalizar mi embarazo casi me sentía así.

Cómo no ser una drama mamá de Amaya Ascunce

Superar la vuelta al cole
Lo tienes en Amazon

Con este libro, nacido también de un blog, te vas a reír aunque no seas madre. Porque en este libro están recopilados todos «los palabros», los miedos y las ocurrencias de una madre de los ochenta. Vamos, que este te va a gustar más por ser hija que por ser madre. Pero tiene un fallo muy gordo del que no me hago responsable: igual te reconoces en más de una frase.

Porque esto pasa, es lo que tiene la vida, que es así de graciosilla: nos hace repetir los patrones que vivimos de pequeños, pero sin que nos demos cuenta. Es por eso que una mañana te descubres de camino al colegio con tu hija, le ves que no se ha lavado la boca después de beberse el colacao y te chupas un dedo tan campante para pasárselo por la mancha.

La primera (y última) vez que hice eso MiniP puso tal cara que me estuve riendo un mes. Mi psicoanalista aún se está desternillando, en su piscina pagada por mis mensualidades.

**/

Aquí te dejo diez oportunidades para liberar la mente en la vuelta al cole de los pequeños. Son también válidas si no tienes hijos, porque también hay una vuelta que superar: la vuelta al trabajo, pero de esto igual podemos hablar otro día, que también tiene tela que cortar.

Mientras, si te han parecido pocas recomendaciones, te recuerdo que tienes las Súperguía chicklit con 50 novelas para que nunca te quedes sin leer el género que más te gusta. Lo obtienes gratis suscribiéndote a la newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.