BFF: Confesiones a mi mejor amiga

Objetivos Mensuales: Marzo. Y resultado del sorteo

Objetivos mensuales marzo

La organización bien, gracias

Uno de los objetivos primordiales que tengo es el de organizarme. Pero esta entrada la tenía prevista para el día 2, estamos a 4 de abril y yo con estos pelos. Así que estrellita de cinco puntas doradas para mí…

Sé que hay muchos blogs con post mensuales de objetivos, pero yo me he copiado de dos en particular. Me gustó mucho este post de Inma Bretones también conocida como Lectora de Tot, y luego me fijé en este de Laila R. Monge, y me dije, pues yo también quiero. Vamos, que soy una copiota. Lo tenía previsto desde hace un par de semanas, pero como soy procrastinadora profesional (las ligas de aficionados se me han quedado cortas ya), lo dejé para escribirlo el mismo lunes por la mañana.

Porque yo soy así, optimista. Me dije: me levanto bien temprano (jaja, como si yo hubiera madrugado alguna vez para estudiar… De verdad, casi cuarenta años de experiencia conmigo en la vida y aún no me conozco), lo escribo y lo publico. Pim pam (toma lacasitos).

La vida se interpone (el karma)

Karma

Pero lo que es la vida, después de unas vacaciones en las que hemos hecho casi de todo (hasta pintar paredes, qué diversión), mi hija, MiniP, decide que el día antes de volver al cole es un muy buen día para ponerse mala. Y nos da la noche toledana. De modo que de levantarme temprano, nada y de pensar menos.

Porque yo no sé vosotras, pero a mi lo de pensar cuando tengo sueño no se me da muy bien. Suelo olvidar el orden de las palabras y hasta cómo tengo que mover los dedos en el teclado. Me pasa como cuando, de joven, me decían que los artistas creaban borrachos. Alguna vez intenté imitar a Jim Morrison y escribir cuando volvía de fiesta. No os digo nada más que traduzcáis alguna letra de The Doors: solo se entienden si tú también estás colgada. No funciona. Por lo menos ahora. A Morrison sí le funcionó, pero tal como acabó no me apetece seguir su ejemplo. Además, ya llego tarde para lo de morir joven.

¿Por qué una entrada de objetivos mensuales?

Buena pregunta. Me la hago constantemente. Pero luego me contesto con otra pregunta, lo cual es un poco maleducado, pero nadie dijo que yo fuera una niña buena. ¿Y por qué no? Borderías aparte, tengo un afán curioso impresionante. Sí, soy curiosa. No cotilla, curiosa. No es lo mismo. No, no. Porque yo te pregunto por toda tu vida, te voy sacando detalles como el color de la raya de tus calcetines por un afán de curiosidad casi científica. Devoro entradas de este tipo de las blogueras a las que sigo, las leo con lupa.

Y como últimamente estoy con el ego subido, me he dicho: «pues si yo tengo curiosidad por otras blogueras, a lo mejor (y solo a lo mejor) otras blogueras pueden tener curiosidad por lo que yo hago, ¿no? Así no me sentiré tan mal cuando me regodee en el procrastinamiento ajeno, porque sabré que otras se regodean en el mío. Buen plan para el karma, ¿no?

A lo que vamos

Objetivos mensuales marzo

Marzo era un mes intenso en cuanto a objetivos. Tenía 4:

1.- Lanzar de una (santa) vez mi blog de autora

2.- Organizarme

3.- Adelantar los post del mes

4.- Terminar un relato para un proyecto mega ultra secreto en el que estoy participando.

Lanzar el blog de autora

Hay dos, o tal vez tres, que no tengo que decir si los he conseguido o no. El primero es evidente, porque si estás leyendo esto ya sabrás que lo he conseguido: ¡por fin lancé mi blog de autora! Aún tengo que ultimar detalles, perfilar cosas, pero poco a poco lo iré consiguiendo. Además me he apuntado a la web que ha lanzado David Olier, WordPress para escritores, y gracias a él conseguiré dejarlo todo pulido. Solo me hace falta que los días tengan más de 24 horas, o un giratiempo, lo que sea más fácil de conseguir.

Lo he ido procrastinando porque me daba una pereza máxima ponerme con WordPress. Llevaba muchos años con Blogspot, y no me había ido mal, porque te lo dan todo hecho, pero he de decir que me está gustando esta nueva plataforma. La puedes personalizar casi tanto como te dejen tus conocimientos, y ya os digo que con los tutoriales de David lo voy a conseguir en breve.

Organizarme

A ver cómo digo yo esto sin que se me caiga la cara de vergüenza: pues sí lo he conseguido. Un poco. Vale, muy poco, pero es que quiero hacer muchas cosas y no tengo tiempo. Lo del giratiempo no era broma.

Pero sí que he conseguido algo en este tema. Un día me levanté y me dije (sí, es verdad, yo soy mucho de hablar conmigo misma, pero no se lo digáis a mi doctora): «no puedo seguir así, corriendo a todo como pollo sin cabeza». Y para rebajar mi nivel de estrés me senté con mi ordenador y el calendario mensual y fui determinando qué post quería publicar en el mes de marzo. Lo apunté, me creé una carpeta en Scrivener y dentro creé tantas páginas como post. Y ahí los dejé, tan orgullosa yo.

No os lo vais a creer, pero es que no lo había hecho nunca. Gracias a eso me di cuenta de que en marzo era el día del padre y me dio tiempo a pensar un post especial. La idea de programar así los meses la saqué del blog de Simplemente MJ. Aunque no utilicé sus plantillas, porque estoy enamoradísima de Scrivener. No me caso con el programa porque ya estoy casada, que si no…

Adelantar los post del mes.

Organización de marzo

Vale, esto ya fue otro cantar. Os lo dice la que está escribiendo el miércoles el post del lunes anterior (en abril también organicé, por eso ya sabía que quería escribir esta entrada, pero os lo contaré el día 5 o 6 de mayo…).

Tenía mi corcho de Scrivener llenito de tarjetas. Llenito. Vamos, que me vine muy arriba. No sé cómo pude pensar que si había estado ocho años haciendo un post semanal de mala manera, ahora de repente, porque me sentara cinco minutos a pensar qué quería escribir en el mes iba a poder con tres post a la semana. ¡Tres post!

Pues no pude. Claro que no pude. Pero no estuvo mal, la primera semana publiqué dos. Y luego reajusté el resto de semanas para publicar dos cada semana. Y lo conseguí. Hasta conseguí publicar el post especial del día del padre en el día del padre. ¡Inaudito!

Terminar el relato

Esto es, con diferencia, lo que más me ha costado del mes. De hecho, como ya se me había pasado la fecha y conseguí una prórroga, tuve que dejar de lado todo lo demás para poder terminar el relato. Por eso (y por mi hija) no pude escribir este post a tiempo. Pero lo terminé, lo mandé y ahora me queda que me den de collejas por todo lo que está mal por haberlo escrito deprisa y estresada. Pero no pasa nada, porque lo corregiré y hasta luego Mari Carmen.

Nuevo mes, nuevos propósitos

Abril se presenta lleno de nuevas oportunidades para hacer las cosas mal. Sí, venga, voy a empezar a ser realista: esto de organizarme se me da fatal. Pero sé de buena tinta que mi amiga Izaskun Albéniz está preparando un tesoro en forma de ebook que si sois como yo os va a venir de perlas. Organización para tontos, le he propuesto que lo llame. Porque es tal cual: para gente como yo, que me peleo contra el reloj y voy apagando fuegos allá por donde voy.

Y ahora, el resultado del sorteo

No, no me he olvidado. Tenía un sorteo en marcha, y el azar ha hablado: la ganadora es:

a Rafflecopter giveaway

No os lo voy a negar, me hace una ilusión tremenda. Margari me sigue desde mi otro blog, y no había entrada en la que no comentara algo, son muchos años ya de leernos por las redes. ¡Enhorabuena!

Y vosotras, ¿sois tan desastre como yo? Si es que me parezco más a Bridget Jones de lo que me gusta admitir… Contadme, contadme, que si sois más organizadas me gustaría saber vuestros trucos, y si no… Bueno, pues si no podemos llorar juntas por nuestra mala cabeza.

 

Recordad que si os suscribís os contaré más salseos y noticias exclusivas sobre mi novela, las presentaciones y alguna sorpresa más… También tenéis las redes sociales por si os apetece seguirme.

Dale al botón para suscribirte a la newsletter
Recibirás un email cada quince días con salseo y algún contenido exclusivo: capítulos de mi novela, relatos inéditos, etc
Al enviar tus datos estás aceptando nuestra política de privacidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.