Diario de una escritora chicklit

Objetivos mensuales: mayo

Diario-escritora-chicklit

Me propuse hace unos meses hacer un diario de escritora chicklit donde poner los objetivos mensuales, tanto de escritura como de lectura. Escribí la entrada de febrero y me salté los dos meses siguientes. Pero que no se diga que no lo intento: aquí estoy de nuevo, objetivos en ristre, y dispuesta a volver al redil de la organización. Algún día lo lograré. Espero.

Qué fue de marzo y abril

Que marzo es un mes negro ya lo tengo más que asumido. Se me escurrió entre los dedos sin darme cuenta, porque estaba de espaldas a la pared con los ojos cerrados. Llegó abril, y con el mes de los libros se me pasó el tiempo volando, pero por otro motivo que no me esperaba: las distintas ferias del libro en las que he firmado y las presentaciones que he tenido. Fue un mes muy movido y muy divertido, pero lo empecé y lo terminé sin proponerme siquiera objetivos. Y así no, porque así voy a matacaballo, apagando fuegos diariamente, escribiendo el post de la semana el día de antes o incluso el mismo día.

Sobre lecturas esos meses tampoco puedo decir mucho. Apenas he leído casi nada. No sé si porque escogí libros demasiado intensos para el estado de ánimo que he tenido, o porque no he tenido tiempo material. Creo que he leído solo un par de libros en los dos meses, y ahora ni siquiera me acuerdo de ellos. No tuve tiempo (o ganas) de apuntarlos.

Objetivos de mayo

Ah, pero llegó mayo, mi mes favorito del año. No solo porque a primeros sea mi cumpleaños… Qué narices, claro que es por eso. El día 3 de mayo llegué al mundo y siempre he sido de ese tipo de personas que se alegran de cumplir años. Hasta me he alegrado este año, que me han caído los 40. De cualquier modo era muy fácil superar el cumpleaños del año pasado, que lo pasé recién operada, con el estómago lleno de gas y la incertidumbre de no haber comenzado el cáncer. Este año he podido soplar las velas sabiendo que estoy sana y que los efectos secundarios que me quedan son leves y se irán yendo.

Así que a pesar de la lluvia, me cambió el humor de un día para otro, y cuando terminó abril, me dije que no podía seguir así. Me senté y me propuse los objetivos.

Objetivos de escritura

Como me conozco y mi tiempo es escaso, decidí dejarme de tonterías y ponerme pocos objetivos. De modo que, en cuestión de escritura, tenía 2:

  • Terminar de corregir la novela que tengo pendiente
  • Para el blog: escribir con antelación dos post y dejarlos programados.

Corregir la novela

Escritoria-chicklit

Por fin puedo decir que he avanzado en algo. Cuando ya estaba a punto de desesperarme, tuve una reunión con mi correctora, muy provechosa. De esa reunión sacamos en claro que la primera parte de la novela era un desastre y que había que rehacerla. De modo que me puse manos a la obra y comencé a escribir un capítulo nuevo que le diera sentido a algunas cosas. Aún no lo he terminado, pero me puedo dar por contenta.

El blog

Bueno, teniendo en cuenta que hoy es viernes y que había pensado que sería bueno publicar el jueves, creo que este punto no lo puedo dar por hecho. Pero, como nos decían en los rasca y gana, seguiré intentándolo.

Objetivos para junio

Dado mi tendencia a no conseguir nada de lo propuesto, creo que para junio, mes además complicado en el trabajo nutricional, voy a dejar los mismos objetivos que en mayo:

  • Corregir la novela (pero esta vez entera)
  • Para el blog: escribir y programar al menos con una semana de antelación (aquí me veo obligada a bajar el listón).

A todo esto hay que añadir el curso de visibilidad que estoy haciendo, con Ana González Duque de profe. Que es un amor de persona, sí; que sabe mucho, también. Pero que tiene un látigo de siete puntas con el que te azota sin piedad, eso no lo sospechaba. Aún así, azotada y todo, estoy contenta. Mi tiempo libre es escaso tirando a nulo, pero creo que es un paso muy importante de cara a querer profesionalizarme.

Objetivos de lectura

escritora-chicklit

Vengo de unos meses de locura, en los que no he sabido elegir bien las lecturas, por lo que me ha costado mucho leer a buen ritmo. Luego, además, los tiempos libres que aprovechaba para coger un libro los he estado destinando a aumentar mis conocimientos, pero para mi no ha sido suficiente.

Estaba en dos clubes de lectura, por lo que dos de mis lecturas mensuales no dependían de mí. Por eso, y por otras razones que no vienen al caso, abandoné uno de ellos. El presencial, el de la biblio de donde vivo, le mantengo, aunque no siempre me leo todo lo que proponen, aunque me siguen queriendo igual.

Este mes, como ha sido mi cumpleaños, he recibido muchos libros. A todos les tenía ganas. Sobre todo al de Marian Keyes, que llevaba un mes esperando que me lo regalaran y si no llega a caer creo que hubiera matado a alguien. Pero también han entrado a casa otros:

  • Una pareja casi perfecta, de Marian Keyes (regalo de cumple)
  • Eleanor Oliphant está perfectamente, de Gail Honeyman (regalo de cumple)
  • Hilos: los cuentos de hadas pueden hacerse realidad, de Sophia Bennet (este fue auto regalo, me lo compré en la feria del libro donde estuve firmando)
  • Bellas durmientes, de Stephen King (regalo de cumple, sigo siendo fiel al rey).
  • Mi vida no del todo perfecta, de Sophie Kinsella (auto regalo de cumple)

Las lecturas de mayo

Objetivos-lectura-mayo

Las aventuras de Huckelberry Finn, de Mark Twain

Objetivo-lectura-mayo

En el club de lectura de la biblio tocaba leer Huckelberry Finn, y aunque me gustó mucho se me hizo muy cuesta arriba. Es una joya de la literatura con la que he aprendido mucho. La voz narrativa es fantástica, cómo en todo momento estamos escuchando a un jovenzuelo del sur de Estados Unidos, que huye de un padre que le pega con un negro fugitivo.

Aunque lo empecé en abril, lo terminé en mayo. Me costó un triunfo terminarlo porque es un libro que exige mucha atención, y algo más. Es uno de esos libros que más que aportarte algo, te arranca un trocito de tu alma. Pero no me arrepiento, lo leería de nuevo.

Instrucciones para sobrevivir a los hijos, Ana González Duque

Objetivo-lectura-mayo

Sí, la misma Ana González Duque. Vi este libro en las ofertas Kindle y lo compré. Por curiosidad. A Ana se la empezó a conocer en el mundo bloguero por su blog de la Doctora Jomeini, y este libro creo que es una recopilación de sus post. Me ha gustado mucho por eso de: «es gracioso porque es cierto». Me he visto reflejada en muchas de las anécdotas que cuenta, y además he visto paralelismos con mis Mamá en Apuros.

Al ser capítulos cortos se lee muy rápido y ameno. Lo he ido intercalando con la lectura de Huckelberry Finn, así he podido ir aligerando un poco la carga que supuso el de Twain.

Gente que viene y bah, Laura Norton

Objetivos-lectura-mayo

Lo vi también en oferta Kindle, y soy casi incapaz de resistirme a ese tipo de ofertas. Me gustó el título, también la portada, y lo empecé en cuanto terminé con Mark Twain y Ana González Duque. Y bien que hice, que me sentó de miedo.

Supongo que depende de con quien hables te podrán decir que es de un género o de otro. Yo, como estoy en mi blog, te voy a decir que es una novela chicklit muy divertida y amena. Me encanta que sea tan española, ambientada en Cantabria (también en Madrid, pero el grueso narrativo está en un pueblo de Cantabria) y con lugares comunes propios de aquí: cadenas de televisión, programas del corazón, las noticias de la uno, etcétera.

Lo reseñaré más a conciencia, pero ya puedo decir que desde el primer momento te encuentras con una narración muy natural. En primera persona te va contando las peripecias de Bea, una arquitecta que se queda en paro y que decide huir a casa de sus padres. Tiene humor, tiene locura y tiene ese punto de drama que te toca el corazón.

También tiene explicación ese título tan genial que me llamó mucho la atención. Cuando ya creía que se lo había sacado de la manga me lo encontré.

Para terminar las lecturas de mayo, comencé Una pareja casi perfecta, de Marian Keyes, pero como lo terminé ya en junio lo voy a dejar para la entrada de objetivos del mes que viene.

Y tú, ¿has leído mucho en mayo? ¿Has descubierto alguna novela chicklit que te haya removido? Ya sabes, compartir nos da vidilla, ¡déjame tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.