5 novelas chicklit españolas para llevar a la playa

Por si alguien no se había enterado, estamos en verano, y por eso os vengo a hablar de cinco novelas chicklit españolas ideales para llevaros a la playa. O a la piscina. O al campo. A cualquier lado que vayáis. ¿A qué no os lo había dicho nadie? Soy súper original.

¿Dónde se leen mejor las novelas chicklit (españolas o no)?

novelas chicklit españolas

Siempre se ha dicho que el mejor lugar para leer son las piscinas o las playas. Yo, desde luego, no voy a uno u a otro lugar sin mi libro. Muchas veces para que se quede en el bolso sin sacar, porque desde hace más o menos siete años tengo algo que me impide tumbarme con libertad y pasar las horas muertas sumergida en la lectura.

Por eso aprovecho cuando tenemos vacaciones tanto Papá en Apuros como yo misma, porque a él se le dan genial las construcciones y los juegos en el agua, y ahí les dejo que disfruten padre e hija mientras yo busco postura para leer en la toalla.

Cuando se habla de leer en la piscina o en la playa nunca se tiene en cuenta una cosa: ¿qué pasa si se me estropea el libro? No es el mejor entorno para el papel, desde luego, y los aparatos electrónicos tampoco son muy amigos del agua. Con los años, después de algunos errores garrafales, he ido aprendiendo algunos truquis para evitar la incomodidad y salvaguardar la integridad del libro en cuestión.

Evitar que se moje

novelas chicklit españolas

Siempre llevo el libro dentro de una bolsa de plástico. Aún recuerdo el sofocón que me dio cuando, con 17 años, se me mojó el libro que llevé a la piscina. Era un libro de bolsillo, de terror, con más de 500 páginas, que abultaba bastante. Una mala decisión, guardarlo en el bolsillo equivocado, hizo de él un monstruo irreconocible, doblaba su tamaño en la esquina inferior derecha. Ni con secador conseguí recuperarlo. Aún lloro su pérdida.

Evitar que se estropee (libro electrónico)

novelas chicklit españolas

Jamás, jamás, jamás de los jamases me llevo el libro electrónico a la playa. Para la playa, siempre en papel. Aunque en un principio era reacia al ebook, caí en sus redes y no pude más que rendirme a la evidencia: me abría un mundo de posibilidades. Y ahora casi leo más en digital que en papel, aunque nunca he dejado de lado este último.

Pero, claro, el dispositivo electrónico no deja de ser un cacharro, que si se llena de arena, se estropea. Como yo tengo alguna que otra mancha en mi historial, para evitar conflictos, lo dejo en casa. Pero no en mi casa de Madrid, no. Simultaneo lecturas. Por ejemplo: este año he estado una semana en Tenerife. Me llevé mi Kindle cargadísimo de libros (que nunca falten ni lecturas ni posibilidades), pero además en la maleta viajaba un libro en papel, por si íbamos a la playa. Al final volvió sin haber salido de la maleta, pero adoro los porsis.

Evitar que se manche

novelas chicklit españolas

Los libros (en papel o en electrónico) no necesitan protegerse del sol(*). ¿Que ya lo sabes? Bueno, a mí a veces se me ha olvidado, pero ya no. Para evitar manchas molestas e innecesarias en mis libros, nunca los cojo si me acabo de echar crema.

He conseguido organizarme para algo en la vida y es que antes de salir por la puerta de casa o del hotel/apartamento de vacaciones, ya he untado de crema a MiniP, a mí misma y a Papá en Apuros no, porque no se deja. Por más que insisto. También es verdad que se quita la camiseta lo justo para entrar en el agua, pero como tiene que protegerse la piel de los efectos del sol, a la que se descuida, le echo un chorro. Se queja, pero funciona. Y no se quema. De nada.

Y si aún así pasamos mucho rato en la piscina o en el mar y tengo que dar una capa de recuerdo, me seco bien las manos con una toalla (preferentemente que no sea la mía, que ya tengo bastante con tener que ser la que da la crema como para que también manchar mi propia toalla), y después de agitarlas al aire como si quisiera salir volando para que se seque lo poco que quede me siento y cojo mi lectura.

(*)Gracias a esta afirmación me ha caído la bronca del siglo de mi hermana bibliotecaria. Que sí, que ya sé que a los libros también hay que protegerlos del sol (me chiva que en la Biblioteca Nacional las salas tienen una luz y temperatura controladas), pero yo me refería a que no necesitaban crema, que no hace falta untarlos como nos untamos nosotros.

5 novelas chicklit españolas que llevar a la playa

novelas chicklit españolas

Que sí, que me enrollo como las persianas y no termino de contaros qué novelas chicklit españolas me llevaría yo a la playa. Os voy a recomendar cinco, porque si me enrollo más al final os edito la entrada y la vendo como libro, pero podríais escoger cualquiera de Marian Keyes que os propongo aquí, o cualquiera de las que os contaba en esta entrada sobre Sophie Kinsella. Ambas son must si te gusta el chicklit.

Pero como este tipo de listas ya es de por sí bastante poco original, me he limitado a recomendaros cinco títulos de autoras españolas, que las hay, y muchas y con muy buena calidad. Lo bueno, además, es que solemos empatizar más porque no es lo mismo imaginarte un pueblo de Cantabria, o el funcionamiento de un hospital de aquí que un trabajo en la City londinense.

Gente que viene y bah, de Laura Norton

novelas chicklit españolas

No sucede en verano, pero qué más da. La historia de Bea es fantástica para leer con el sonido de las olas de fondo. Es amena, es divertida, y te animará el día. Ya te conté algo de esta novela cuando hice el diario de escritora chicklit de mayo. Es la segunda vez que la nombro en el blog, por algo será.

Si tiene que ser, Irene Ferb

novelas chicklit españolas

Irene es una autora madrileña que conocí en una Feria del Libro de Madrid. Me encantó ella y el entusiasmo con el que me vendió su libro, y desde entonces la sigo la pista. Es verdad que es un poco trampa, porque no es chicklit, es una novela que tira más a romántica, pero es una historia genial para leer al borde del agua. Si te gusta Anatomía de Grey, es tu libro.

Me llamo Asia, de Nuria Villarejo

novelas chicklit españolas

Ya te hablé de Nuria y de su libro cuando publiqué su entrevista, y aquí te la vuelvo a recomendar. Es una historia que transcurre en verano, en un tórrido verano, por lo que es ideal para leer cerca del agua, así te refrescas cuando con la lectura te suba la temperatura. Que te subirá, ya te lo advierto.

Ligar es como montar en bici, de Brandy Manhattan

novelas chicklit españolas

Pese al nombre, la escritora es española. Esta novela es entretenida, divertida y tiene un punto picante, ideal para llevar a bañar, por si te sube la temperatura que se te baje con un remojón. Y si no, la dejas para por la noche. Que sí, que por la noche no hay luz para leer en la playa, pero si tienes buena compañía se pueden hacer otras cosas… (Particularmente me parece asqueroso retozar en la playa, con la arena que se mete por todas partes, pero en esta novela hay una escena en un portal que hace que se me quiten las vergüenzas y las milindres).

Todos los veranos del mundo, de Mónica Gutiérrez

novelas chicklit españolas

Con este hago trampa doble. Por un lado no es chicklit, es feelgood, aunque los géneros pueden ser primos hermanos. Y por otro aún no me lo he leído. Lo sé, lo sé, está feo recomendar libros que no te has leído, pero ahora lo entenderás. Desde aquel primer Cuéntame una noctalia que sacó Mónica, me he leído todas sus novelas. Y todas, sin excepción, me han encantado. Por eso sé, sin habérmelo leído todavía, que es una apuesta segura. Y su primer libro que transcurre en verano (todos los demás son de otoño-invierno) me parece que es perfecto para llevar a tus tardes de playa o piscina.

Y a ti, ¿qué te gusta leer en la piscina o en la playa? ¿O eres de las que prefieren estar todo el rato en el agua? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

Pilar G. Cortés

View posts by Pilar G. Cortés
Mamá, lectora compulsiva, escritora, superviviente de cáncer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top