Vamos al cine

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas: película vs libro

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas

Llevaba como mil años para ver la película No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, y se me resistía. No encontraba el momento. Cuando encontraba el momento no encontraba la película. Cuando encontraba la película no me funcionaba el usb que la contenía… Una historia de desencuentros que tuvo su fin esta semana pasada. ¡Menos mal!

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas: la novela

Ya te hablé de esta novela en el blog, aunque reconozco que de una manera bastante ligera.

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas
Tienes la novela en Amazon

Es una novela de enredos, en la que conocemos a Sara, que tiene muchos sueños e ilusiones que se van cayendo uno a uno como en cascada. Para empezar su taller de plumas no va como debiera, su novio formal, tan formal que ella cree que van a casarse, le dice que se va un año a trabajar a París. ¡Un año entero! Y luego está la traca final: su hermana pequeña, de diecinueve años, que es más alta, más guapa y más perfecta en todo que Sara, se va a casar. Pero no con cualquiera, no, con una estrella de pop en ciernes que resulta ser el amor platónico del instituto de Sara. Todo bien, según el karma.

Los personajes en la novela

Si las anécdotas se suceden sin parar (porque es un sinvivir de situaciones absurdas), los que las llevan a cabo son los personajes. Cada uno de ellos tiene su propio peso específico en la novela, y las interacciones entre algunos hacen que salten chispas.

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas: la película

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas
Tienes la película también en Amazon

Cuando por fin me puse la película no me lo podía creer. Pero no me lo tuve que creer del todo, que no fue darle al play y listo, no. Tuve que pararla infinidad de veces porque tengo una niña de ocho años que no entiende el concepto de «voy a reposar un rato, ¿puede ser que no me interrumpas?». Al principio todo es sí, mamá, no te voy a molestar. Pero luego entra cada diez minutos a pesar de haber otra persona adulta en la casa.

A pesar de ello, la vi entera, y he de decir que creo que fue el karma quien conspiró para que no la viera antes. Porque resulta que aún tenía algo fresca la novela en la cabeza (y yo que creía que me había olvidado de ella), y así no me gusta ver las películas. Porque no puedo evitar comparar novela con película y son dos formatos totalmente diferentes, no es justo compararlos.

Los personajes en la película

He de decir que todos los actores están de vicio. Empezando por Sara (Verónica Echegui), que lo hace genial. Mira que es una chica (la actriz) que me parece súper explosiva, que es guapa y tiene mucho carácter. Pues aquí hace de apocada, hipocondríaca e histérica muy bien. Siempre escondida tras sus gafas de pasta extragrandes. Y con tics nerviosos incluídos. No podía haber mejor Sara.

El resto del elenco también es espectacular. Como imagen me cuadran todos, sobre todo los padres de Sara. Me encantan, son geniales Jordi Sánchez y Elvira Mínguez.

Me han resultado algo sosos los chicos del reparto. Tanto Aarón, como Roberto. No tanto sosos ellos como actores si no que me ha faltado chispa con la actriz protagonista.

Las situaciones absurdas en la película

En la versión de cine de No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas están casi todas las situaciones absurdas de las que se compone el libro. En realidad creo que están todas, pero es que no he ido haciendo marcas en la novela a la par que veía la película. Esto consigue que haya mucho movimiento, pero no sé si fue porque me interrumpieron tanto, que me perdí en algún momento.

Opinión final

Como ya sabes, soy firme defensora de las novelas, pero eso no quiere decir que no pueda haber buenas adaptaciones a películas. No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas es una buena adaptación, aunque a mí me haya faltado algo de química entre algunos de los personajes.

Y si no te has leído el libro, te puedes ver la película porque vas a pasar un rato entretenido, sin pensar en otras cosas, que es al final lo que le pedimos al cine, ¿no?

***

Y si te gusta el chicklit estoy preparando una súper guía de lectura con 50 (ni una ni dos, ¡50!) novelas que no te querrás perder. Para que te la envíe en cuanto esté lista puedes suscribirte aquí debajo. Además, de vez en cuando te contaré chismorreos. ¿Te lo vas a perder?

[optin-cat id=”1655″]

2 thoughts on “No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas: película vs libro”

  1. Los libros me encantaron, me leí esta bilogia y su otro libro La gente que viene y bah, y me parecen geniales, me reí muchísimo. La peli me resisto a verla, otras veces he visto adaptaciones y han resultado un chasco, por eso esta intento no verla, me gustó demasiado el libro como para arriesgarme a sacarle defectos por todos lados, vi el trailer y no me cautivó. Alguna vez he visto adaptaciones sin leer el libro y creo que lo prefiero, por ejemplo, Locos ricos y asiáticos tiene adaptación, no he podido leer el libro y he visto la peli. Con esta tengo mis dudas, más que nada por no desilusionarme.

    1. A mi el segundo del karma me gustó algo menos, pero el de Gente que viene y bah me encantó. También tiene película.
      Yo suelo ver las películas, pero siempre tengo en cuenta que son maneras diferentes de narrar una misma historia, hay cosas que funcionan en las novelas que en la pantalla no, y cuando lo hacen bien es maravilloso. Pero respeto siempre a quienes prefieren no ver las películas, o si ven la película, no leer la novela. Eso también lo hago a veces. Si veo la adaptación ya no leo la novela.
      Si te gustó mucho la novela de No culpes al karma entonces no veas la película, porque es entretenida pero no tan divertida como el libro.
      ¡Gracias por comentar!
      Besotes,
      Pilar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.