Mi karma y yo de Marian Keyes – Reseña y Sorteo

Sinopsis (contraportada): Stella Sweeney lleva una vida muy normal en Dublín con su marido y sus dos hijos. Un día, en medio de un atasco en la carretera, intenta hacer una buena obra para mejorar su karma… Pero lo que consigue es provocar un accidente que dejará su coche hecho añicos y que, de paso, le cambiará la vida.
A partir de entonces, los acontecimientos más inesperados y extraordinarios se suceden y llevarán a Stella muy, muy lejos de su antigua existencia hasta convertir a esa mujer tan corriente en una superestrella. Y todo de la mano de un médico muy atractivo.
¿Ha sido el azar, el destino o el karma? Por primera vez en la vida de Stella, la verdadera felicidad está a su alcance. Pero ¿está preparada para atraparla?

Ya os he hablado de Marian y de una de sus novelas, y hoy traigo otra con una pequeña sorpresa (pero por favor no vayas a leer el título de la entrada que se me estropea). La sorpresa será al final, claro, que para conseguir algo hay que invertir un pequeñísimo esfuerzo en leer lo que tengo preparado. Venga, que no es para tanto, ya verás.

Como viene siendo habitual este libro me lo regalaron por mi cumpleaños. No el año pasado, como había pensado en un principio (mi madre y mis hermanas me trajeron un libro de Marian Keyes al hospital), pero no pasa nada, los libros de Keyes nunca pasan de moda.

Tengo la estantería llena de libros que me he comprado o me han regalado esperando a ser leídos. Pero los de Marian Keyes nunca esperan. Lo leí en cuanto terminé lo que tenía entre manos.

La oscuridad de Marian Keyes

Esta novela también es posterior a la depresión de la autora. También es posterior al de Helen, y quizá por eso, porque en el de Helen no puede dormir vertió parte de su oscuridad, este es más esperanzador.

También hay una enfermedad, la protagonista enferma de manera grave, pero jamás pierde la esperanza. Y aunque esta novela la leí antes de mi lucha contra Voldemort, lo tuve muy presente durante todo el tratamiento.

La manera de afrontar una enfermedad como la de la protagonista con esa positividad me sirvió para agarrarme a algo. Ya sé que esto era ficción, pero Marian teje siempre unos personajes tan reales con reacciones tan naturales que me vale como espejo de la vida. Yo no me hundí, y hasta la idea de escribir un libro sobre ello puede que surgiera de aquí.

El estilo Keyes

La historia, alocada y a veces un poco surrealista , y los personajes tan reales son todos puro estilo Keyes. Bajo mi punto de vista esta es la primera novela tras la depresión en la que se vuelve a atisbar lo que ella fue. Nunca será la misma, pero aquí vuelve el humor, aún teñido, pero ya más parecido al suyo propio.

Como la mayoría de libros chicklit la narradora es la propia protagonista, cosa muy acertada debido a la enfermedad que la ataca, lo que te hace empatizar con ella al máximo. Stella es una buena persona, en ningún momento se viene abajo o se deja llevar por la autocompasión. Ella lucha y lucha sin pensar en sí misma, si no en los demás. Su familia es algo más egoísta. Tanto su marido como sus hijos lo intentan pero están perdidos sin ella, y el resentimiento les corroe. Algo que me ha llamado mucho la atención, y que me ha chocado que la protagonista no enfrentase, es que la echan en cara que se pusiera enferma. Y ella les da la razón. En lugar de gritar que era algo que no eligió. En fin, no voy a seguir porque no quiero desvelar nada.

Pese a ser siempre narración en primera persona, alterna el estilo. En la primera parte alternan entradas de estilo diario, con las horas incluidas, cosa que hace muy rápida la lectura, con fragmentos de un libro que cobrará su importancia en la narración. Es la parte que más me ha gustado, la que más amena se me ha hecho.

En la segunda parte no hay entradas de diario ni páginas del libro, la historia está contada en tres partes diferenciadas, en primera persona siempre. Esta quizás se me ha hecho un poco más cansina, pero también porque lo he leído al atracón, y al ralentizarse un poco el ritmo (que no la historia), me costó un poco más. Y también porque se acababa. Y no quería que se acabara.

Quiero vivir allí

En todas las novelas de Marian Keyes me pasa lo mismo. Te pone tan bien en situación, los personajes, protagonistas y secundarios, hasta el señor que paseaba el perro por allí, son todos muy reales. La mayoría de ellos extravagantes, sí, pero muy reales. Te rodea la atmósfera de tal manera que me veo trasladada al mundo que me está contando. Para mi Stella ha sido tan real como cualquier vecina que me pueda cruzar por la escalera.
Luego lo tiene todo atado y muy bien atado. Siempre hay un punto de misterio que se permite no revelar hasta el final, y además, lo hace tan bien que nunca te esperas qué es realmente.

Lo único que me ha decepcionado un poco ha sido el final. Y no porque sea un mal final, que no lo es, no esperaba otra cosa, pero me ha dado la sensación que creaba muchas expectativas que al final se cumplen de manera justita. En lugar de la explosión del globo que esperaba, éste se ha ido deshinchando poco a poco, hasta que ha caído fofo y sin vida en el suelo.
Pero no nos confundamos, pese a la segunda parte menos entusiasta y a ese final deshinchado, me lo he leído en cinco días. Las 519 páginas. Y eso leyendo un ratito por la mañana y otro por la tarde. Vamos, que adictivo es poco.

Ahora solo me queda esperar un mes y poco para volver a una novela de Marian. ¡Qué ganas que llegue mi cumpleaños!

La sorpresa

Como ya os digo, leer cualquier novela de Marian Keyes es siempre una experiencia. Si es la favorita de muchas lectoras será por algo. Por eso, si no la conocéis, o no sois tan fans como yo y tenéis todos sus libros, os traigo la sorpresa.

¡Sorteo de un ejemplar de Mi karma y yo! Estará activo hasta el día 31 de este mes y el día 1 de abril diré quién ha ganado. Está limitado a envío nacional. ¡Espero que os animéis!

 

Para participar dale al enlace:

a Rafflecopter giveaway

 

Si quieres saber cosas de mi próxima novela, a los suscriptores les enviaré detalles y material inédito que no publicaré de otra manera. Te puedes suscribir aquí. Y me puedes seguir en las redes sociales, tienes aquí abajo los botoncitos. ¡No te cortes!

Pilar G. Cortés

View posts by Pilar G. Cortés
Mamá, lectora compulsiva, escritora, superviviente de cáncer.

2 Comments

  1. Margari
    marzo 25, 2018

    Pues voy a aprovechar la oportunidad! Gracias!
    Besotes!!!

    Responder
    1. Pilar G. Cortés
      marzo 26, 2018

      ¡Gracias, Margari!
      ¡Besotes!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top