Mundo Chick Lit

7 claves para reconocer la literatura chicklit

literatura-chicklit

Desde que admito sin vergüenza ni temor que leo chicklit me encuentro siempre con la misma pregunta: ¿Qué es la literatura chicklit? En vivo y en directo me cuesta un poco explicarlo, y es por eso, porque me comunico mucho mejor por escrito, por lo que me he decidido a escribir las 7 claves para reconocer la literatura chicklit.

Qué es la literatura chicklit: definiciones

Deficinión-literatura-chicklit
Tiene hasta pegatina en el diccionario

Según San Wikipedia, el chicklit es un subgénero de la literatura romántica. Y ahí ya empezamos mal. Porque, cosas de la vida, mi visión de lo que es el chicklit no cuadra con lo que me cuentan qué es. Claro, que si cuadrara en lugar de escribir un post entero con las 7 claves para reconocer la literatura chicklit, pondría un enlace a la definición y todos tan felices. Pero yo me tengo que complicar un poco la vida, si no, no estoy a gusto.

Chicklit, para empezar, es una palabra compuesta por otras dos: chick y lit. Chick en inglés es la forma coloquial de decir chica, y lit es la abreviatura de literature, que no es un false friend, así que seguro que sabes qué significa.

Así que la palabra misma nos indica lo que quiere decir: literatura para (o/y por) chicas.

Mi rebeldía: por qué no me cuadra lo que dicen de la literatura chicklit

Hay algo en mí que se rebela contra esa definición: literatura para chicas. Como si hubiera una parte de la literatura que solo nos pudiera gustar a nosotras. O peor aún, como si el resto de la literatura no estuviera a nuestro alcance. ¿Estamos locos?

literatura-chicklit
La literatura chicklit no es romántica porque lo digo yo o prendo fuego a todo internet

De hecho, la palabra nació como forma despectiva para referirse a un tipo de literatura nueva que estaba surgiendo allá por los años 90. Nació para referirse a las columnistas que empezaban a aparecer en los periódicos en EEUU, y luego se extendió cuando esas columnas (tipo Sexo en Nueva York) y su estilo se trasladaron a las novelas.

Esto es un claro ejemplo de cómo nos apropiamos de un insulto, lo despojamos de connotaciones negativas, y lo utilizamos para nombrar algo que nos gusta. Si eso no es un zas en toda la boca que baje (algún) dios y lo vea.

Por qué no es un subgénero de la romántica

Venga, me confieso… No quiero tratarlo como subgénero de la romántica porque… Porque no me gusta la literatura romántica. Ya está, ya lo he dicho. Ains, lo a gusto que se queda una… Pero no es solo por eso.

literatura-chicklit
El mayor timo de la romántica: el puente de los suspiros. Llamado así porque era el último paso hacia el cadalso.

La literatura chicklit, como ya dije cuando la comparé con el feelgood, es un género de la romántica, pero es romance per se. No puede ser lo mismo cuando lo que provocan en las lectoras (o lectores) no es lo mismo. Una historia romántica suele provocar que ponga mucho los ojos en blanco (a mí en particular, a otras les provocará suspiros o sueños románticos), mientras que una chicklit suele tenerme embelesada de principio a fin. ¿Cuál es la diferencia?

La historia romántica, como su propio nombre indica, se centra en el romance. Posiblemente haya muy pocas novelas en el mundo en las que no haya un romance, pero eso no las convierte en románticas, porque su eje principal es otro: porque cuenta un episodio o una época histórica (género histórico), porque cuenta un asesinato (thriller o novela negra), porque habla de la vida en un pueblo (novela costumbrista). Aunque haya amor, historias bonitas de chico conoce a chica etcétera, etcétera nadie las toma como novelas románticas. Con la literatura chicklit pasa igual. Esencialmente el chicklit es una novela de superación. También tiene su historia romántica, pero no es el eje principal.

7 Claves para reconocer la literatura chicklit

literatura-chicklit
Este lo cumple, este no, este lo cumple, este no…

Hay una serie de claves que te ayudan a reconocer si una novela es literatura chicklit o no. En general, lo poco que se sabe del chicklit tiene que ver con chicas, maquillaje, zapatos y cosas así de triviales. Pero eso es solo la superficie. Aunque hay ropa, zapatos y maquillaje, también hay historias profundas. Y que una chica se maquille y se preocupe de su ropa no la hace superficial. Eso dice más de quien lo piensa que de quien lo es.

1.La protagonista es una chica o una mujer

Este punto es así. Es lo primero que dio nombre al género. Son libros que nos cuentan el mundo desde el punto de vista femenino. Piensa: Carrie de Sexo en Nueva York, Bridget Jones en sus diarios, Andrea en El Diablo viste de Prada… Lo nuevo que trae el género es esa mirada femenina, hasta entonces menospreciada.

2.La narrativa es en primera persona

En su gran mayoría, por no decir un 99,99% esa voz femenina la escuchamos en primera persona. Esto hace que la historia que se cuenta se haga de manera sesgada. Evidentemente hay partes de la historia que te pierdes si solo miras a través de los ojos de la protagonista, pero ahí radica parte de su encanto. Porque se consiguen muy buenos efectos superando ese obstáculo.

Esto es algo que no tuve en cuenta cuando me puse a escribir mi primera novela. La escribí con narrador semiomnisciente, siempre desde el punto de vista de la protagonista, pero no contada con su voz. No pasa nada, ya sabéis que soy una rebelde.

3.La cosa va sobre problemas de mujeres

Si la protagonista es una chica, o una mujer, y encima escuchamos su voz porque es narración en primera persona, la cosa está clara: sabremos de problemáticas de mujeres. O dicho de otra manera, tendremos una trama desde el punto de vista de una mujer. Con sus circunstancias.

Estas novelas nos muestran a la mujer como ella misma, sin ser reflejo de su pareja, o de su trabajo.

4.Lo principal: superación

Pero esas circunstancias dan igual. Es igual si es una mujer de la City (como los primeros chicklit) o de una granja. Si es joven o es mayor, si no tiene hijos porque no quiere, porque no puede o ya ha tenido cinco. Cuando apareció el género el tipo de mujer era el mismo: profesionales sin hijos que en realidad lo que quieren buscar es un marido. Pero como la vida, el chicklit fue evolucionando y lo que unen todas estas historias es la superación.

Arrancamos en un momento en que la vida de la protagonista, hasta entonces perfecta y encauzada, se viene abajo. Y supera todos los obstáculos que se le ponen por delante (y no son pocos) hasta llegar a la vida que deseaba aunque en un principio no lo supiera. Entre medias, encuentra el amor. (Nótese aquí, por favor, que no es lo importante encontrar el amor, si no superar los obstáculos).

5.Tono de la narración: la ironía

El chicklit tiene que hacer gracia…

Pues no siempre.

Es verdad que muchas de estas novelas están contadas en un tono humorístico. Pero no tiene por qué. Es el sello más personal de Sophie Kinsella, por ejemplo. Es experta en que sus protagonistas tengas escenas que a ellas les llenan de vergüenza pero a las lectoras (o lectores) nos hace llorar de risa. Pero, por poner otro ejemplo, aunque Marian Keyes comenzó teniendo un punto cómico, sus últimas novelas no son desternillantes. Aunque sí adictivas.

Pero aunque no sean novelas desternillantes, sí que suelen tener algún punto de humor ácido, un tono irónico. No son historias que se cuenten desde el drama, aunque algunas de ellas si las analizas, sean un drama en sí mismas. Siempre tienen un punto de locura, de irreverencia.

6.Personajes

Está la protagonista que tiene un drama personal, y su punto de vista para contarlo, pero también hay una serie de personajes secundarios que no suelen faltar.

La madre

En casi todas las novelas chicklit que leo la madre suele ser un tanto especial. Suele estar tan o más loca que su propia hija, y normalmente quiere manejar la vida de los demás.

La amiga loca

Sí, porque la protagonista está loca, pero ella no lo sabe. Lo que sí sabe es que su mejor amiga sí lo está. Porque vive su vida a tope, porque no le importa lo que piensen los demás. Le ayuda siempre a mantenerse estable, porque dos locuras se convierten en una total cordura. ¿O no?

El ex

Lo normal es que la protagonista tenga una relación en la que ella se encuentra cómoda, pero en la que no hay amor de verdad. Al principio de la novela esta relación va a pique y ella se encuentra perdida sin saber muy bien qué hacer con su vida, queriendo recuperar su zona de confort.

7.El verdadero amor

Conoce a un chico, pero al principio se lleva mal con él. ¿Cómo va a ser ese, a quien no soporta, su media naranja? Pues el destino (y la narración) le acaba demostrando que es su pareja perfecta, porque la comprende sin necesidad de artificios. Y aunque no es el eje central de la narrativa, si es una buena novela, te hará suspirar.

Por qué leo literatura chicklit

literatura chicklit

Y ahora viene la defensa final. El chicklit, como ya he dicho, se ha denostado por ser un «género menor». En este mundo de snobs literarios, parece que no es compatible leer a Tolstoi y luego una novela chicklit. Pues yo lo hago y lo digo sin vergüenza ninguna.

Hay momentos en la vida en que bastante tienes con lo de fuera como para intentar concentrarte en una lectura espesa. Que te cuesta seguir el ritmo. Para esos momentos me reservo una buena novela de literatura chicklit, que es para lo que son. Para desconectar.

Te ayuda a evadirte a otros mundos más amables en los que tus problemas quedan fuera. O la causa de tu estrés. En lo que te dura la lectura tú dejas de ser tú misma y te conviertes en la protagonista, vives sus locuras, sientes sus miedos y te alegras de sus triunfos. Y durante todo ese tiempo tu realidad ha quedado en suspenso.

Si te he convencido de mi visión de qué es chicklit, estoy preparando una súper guía de lectura con 50 (ni una ni dos, ¡50!) novelas que no te querrás perder. Para que te la envíe en cuanto esté lista puedes suscribirte aquí debajo. Además, de vez en cuando te contaré chismorreos. ¿Te lo vas a perder?

Dale al botón para suscribirte a la newsletter
Recibirás un email cada quince días con salseo y algún contenido exclusivo: capítulos de mi novela, relatos inéditos, etc
Al enviar tus datos estás aceptando nuestra política de privacidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.