Mundo Chick Lit

Mis lecturas de verano. Diario de escritora chicklit

Mis lecturas de verano

No sé qué pasa en el universo que el espacio/tiempo es distinto según la edad que tengas. Porque cuando eres pequeño los veranos se hacían eternos, nunca terminaban, y de adulta pasan en un suspiro. Lo que no cambia en ninguno de los casos es que el verano es el tiempo que más aprovechamos para leer. Hoy te voy a contar mis lecturas de verano.

Mis lecturas de verano en la infancia

Cuando era pequeña solía pasar los tres meses de verano en el pueblo. Algún año se hacía una excepción de una semana o quince días para ir a la playa, pero luego volvía al pueblo, con mi madre, mis hermanas, mis tías, mis primos y mi abuela. Solíamos coincidir todos allí.

Como he sido lectora voraz desde bien pequeña, hacer la maleta me suponía un problema: ¿qué libros me iba a llevar? ¿Cuántos me cabrían? Porque por aquel entonces no existía el ebook, que me ha aliviado el peso de las maletas desde que me lo compré en 2011. Aprovechaba que en verano la biblioteca te dejaba sacar cinco libros a la vez y devolverlos en septiembre, además de algunos que encontraba por casa. Me solían durar la mitad de las vacaciones y a partir de ahí tenía un problema.

Muy triste «es de pedir» pero más triste «es de robar»

Cuando me quedaba sin lecturas iba pidiendo a la familia. Mi hermana mayor no solía dejarme nunca nada. Cosas de hermanas. Mis primos no solían llevar lectura, a ellos no les gustaba leer. Debido a eso, debían escuchar esa cantinela horrible de «no podríais ser más como vuestra prima». A ellos les repateaba y a mí me dejaba en la situación de ser odiada doblemente: por ser un bicho raro lector, y además por ser buena de cara a los adultos. Mi infancia fue dura…

El caso es que solo me quedaban los mayores para solucionar mi problema de falta de lectura, pero tampoco tenía mucho donde elegir: mi padre leía unas novelas de vaqueros que cambiaba en el kiosko. A él le encantaban pero yo no las encontraba entretenidas. Tampoco me llamaban la atención los libros románticos de mi madre, con portadas casi calcadas: una pareja abrazada (normalmente ella le abrazaba a él, que se dejaba querer con un poco de indiferencia), él a pecho descubierto, ella con un vestido con volantes, independientemente de la época en la que estuviera ambientada.

La única vez que me apeteció leer un libro de adultos, se lo pedí a mi tía y eso fue motivo de discusión con mi tío. Era «Cómo ser mujer y no morir en el intento» y yo tenía 12 años. En aquel momento no entendí la mitad, pero me gustó leerlo, aunque si hubiera sido por mi tío no lo hubiera hecho.

mis lecturas de verano

En ese momento me di cuenta de la suerte que tenía: mis padres nunca me prohibieron lecturas, y creo que fue un acierto. Se preocuparon porque leyera, y mientras leyera, el contenido les daba un poco igual. También influye que soy la mediana de tres hermanas, lo que quiere decir que me prestaban poca atención. Sin embargo me siento afortunada, era libre de elegir los libros que quería leer. Además, siempre tenía a mano. Por eso quizá tengo el gusto tan diverso, que lo mismo leo una novela de terror que una chicklit.

Mis lecturas de verano de adulta

Los veranos, ahora que ya he vivido unos pocos y he pasado de ser una niña a la edad adulta, han cambiado. Ya no son tres meses de libertad absoluta y quizá por eso ya no son eternos. De hecho, el espacio/tiempo se pliega sobre sí mismo para que, aunque hayas tenido un mes de vacaciones, parezca que no haya pasado ni un solo día. Por eso también las lecturas de verano se reducen.

Este año es especial

Sin embargo, este año, al estar enferma, he tenido un verano de los eternos. O al menos así me lo parece por el calor horrible que he pasado. No es lo mismo estar de vacaciones que convaleciente, pero la parte positiva es que he tenido las suficientes neuronas para poder leer, y por eso mis lecturas de verano han sido muchas. Como sé que te gusta cotillear las lecturas de los demás (porque es lo que me gusta hacer a mí) te paso a contar mis lecturas de verano:

Lecturas de verano de Junio

Otra vez tú, de Alice Kellen

Lecturas de verano

Aquí lo tienes en Amazon

Empecé a ver la bilogía Deja que ocurra por todas partes, y como no conocía a la autora la busqué en Amazon y me encontré con que había publicado ya muchas novelas. Una de ellas es esta, Otra vez tú, una historia sencilla, que se basa en los dos protagonistas que te da lo que te ofrece: un rato bueno de entretenimiento, una comedia romántica sencilla pero con un estilo particular. Conclusión de la documentación: me gusta cómo escribe Alice Kellen, tiene un punto de ternura que convierte sus historias en algo muy especial.

Jane Eyre de Charlotte Brontë

Lecturas de verano

Enlace a Amazon

Estaba convencidísima de que había leído Jane Eyre, pero no. Mi cabeza se había hecho un lío monumental, porque además cambié de nombre a las hermanas Brontë, y creía que Charlotte había escrito Cumbres Borrascosas y lo que tomaba por Jane Eyre no era otra que las novelas de Jane Austen. Me lo tengo que hacer mirar, lo sé, ya he pedido ayuda profesional.

Pero como no la había leído me dispuse a ponerle remedio. Me esperaba una lectura difícil, farragosa, en la que tendría que lidiar con el vocabulario y la tendencia a la descripción de las novelas decimonónicas. Pero no. Una vez más mis prejuicios cayeron derrotados ante la verdad: es una maravilla de novela. No solo es de lectura fácil (pese al vocabulario y la tendencia a la descripción), sino que es una historia tremenda. Y una clase magistral de escritura. Qué maravilla de narrativa, cómo juega con los tiempos, con lo que esconde al lector, pero que la narradora (es la misma Jane quien te cuenta su historia) tampoco sabe. Es una lectura imprescindible.

Fuimos canciones de Elisabet Benavent

Canciones y recuerdos I

Aquí lo tienes en Amazon

Para mi última lectura de junio escogí a Elisabet Benavent, el primero de la bilogía Canciones y recuerdos. Con esta autora tengo una relación bastante singular: hay novelas suyas que me han encantado y otras que he aborrecido. Afortunadamente, esta comedia romántica ha sido de las primeras: me ha encantado. Curiosamente tiene casi la misma premisa que Otra vez tú de Alice Kellen, pero son novelas completamente distintas.

Cuenta la historia de Macarena, que trabaja en Madrid de asistente para una influencer de la moda. Cree haber dejado atrás el pasado, cuando de repente se topa con él en una terraza. Concretamente su pasado se está tomando algo con la única amiga que tiene en el mundo de las It girls. Suerte que cuenta con sus dos mejores amigas para fingir que no le importa y que su mundo no se ha tambaleado al volverse a encontrar con él.

Lo que sí te recomiendo, si te apetece leerlo, que no leas la sinopsis. No porque te vaya a revelar nada, pero es cansina de repetitiva. Y le pasa a casi todas sus novelas.

Lecturas de verano de Julio

Madre de leche y miel de Najat El Hachmi

Lecturas de verano

Enlace a Amazon

Cambié mi temática habitual para leer esta novela de forma conjunta con mis compañeras de escritura, con las que escribí el libro de relatos Vamos a contar mentiras: cuatro historias acerca del engaño. Seguro que las conoces, porque te he hablado mucho de Laila, de Inma y de Izaskun. No solo escribimos juntas, a veces también leemos juntas y es una experiencia de lo más enriquecedora. Porque cada una de nosotras destaca una parte de la novela que quizá las otras no habíamos visto, y consigues profundizar más.

Madre de leche y miel cuenta la historia de una mujer que se vio obligada a emigrar a Barcelona con su hija de siete años. Está contado a dos voces: en primera persona la historia de la migración, y en tercera persona todo lo que ocurrió antes de que Fatima se viera obligada a emigrar. Es un historia dura, incómoda a veces por el choque cultural, pero creo que necesaria para comprender muchas cosas. Porque todas somos más que la imagen que proyectamos, hay mucho más debajo del hiyab de lo que imaginamos.

Me encantó pese a la dureza. Además de disfrutarla como historia, aprendí mucho de escritura gracias a su lectura de forma conjunta.

Seremos recuerdos de Elisabet Benavent

Canciones y recuerdos II

Enlace a Amazon

Me adentré en la segunda parte de la bilogía Canciones y recuerdos quizás demasiado pronto. Por el orden en que te hablo de ellos puede parecer que me leí uno entre medias, pero es que Madre de leche y miel, al ser una lectura conjunta, la fui leyendo a un ritmo determinado para poder ir comentándola a la par, entonces me dio tiempo a leer este casi simultáneamente.

Es verdad que la primera parte te deja con ganas de más, pero tendría que haberla dejado reposar algún tiempo. Porque, a pesar de que la novela me ha gustado, se me ha hecho un poco empalagosa. Esta segunda parte te sigue contando la historia de Maca y Leo, pero también deja mucho más espacio para las historias de sus amigas, que también tienen miga propia.

Me gusta el mensaje final que quiere enviar, y la historia es muy entretenida. El único fallo fue mío al leerlo demasiado seguido al primero.

El caso Jane Eyre de Jasper Fforde

Lecturas de verano

Enlace a Amazon

¿Elegí esta novela para terminar de liarme con Jane Eyre/Jane Austen/Charlotte/Emily… o quizá la elegí porque me la recomendaron por varios frentes y no pude más que darle una oportunidad? No tengo respuesta a la pregunta, lo único que sé es que su lectura me costó un montón.

No la empecé en buen momento. Me encanta el humor inglés, pero lo comencé a leer en un tiempo en que no tenía ningún tipo de humor. Ni inglés, ni español ni neozelandés. Le dejé momentos de barbecho, leí varios libros entre medias, y de vez en cuando volvía a sus páginas. Hasta que un día me quedé. Es verdad que me costó entrar en la novela (me hubiera venido bien el portal de prosa*, todo hay que decirlo), pero que al final me dejó un buen sabor de boca. Valió la pena no abandonarlo para siempre porque si lo hubiera dejado me habría perdido toda una trama hilarante, loca y fantástica (en varias acepciones de la palabra). Todavía no he seguido con la serie pero lo haré.

*Solo entenderás esta referencia si has leído la novela.

La importancia del quince de febrero de Sofía Rhei

Lecturas de verano

Enlace a Amazon

Todo el mundo le da importancia a tener pareja el 14 de febrero, pero nadie piensa en el día siguiente. Eso reflexiona Sandra cuando su último novio la planta el mismo día de los enamorados, a pesar de que ella le suplica que espere hasta el día siguiente. Después de su ruptura se pregunta si existe una fórmula para encontrar una pareja ideal, y decide arriesgarse a crear su propia app de citas.

Gracias a información que «toma prestada» de su trabajo, Sandra se mete de lleno en una espiral de trabajo duro, de estadísticas y de miedo a que la pillen con una información que ha conseguido de forma dudosa. Es una comedia romántica que hace reflexionar sobre los datos que dejamos tirados por ahí cada vez que abrimos una página web y, más que nada, sobre saber reconocer el amor cuando la vida te lo pone delante.

La venganza se viste de Prada de Lauren Weisberger

El diablo se viste de Prada II

Enlace a Amazon

Volvemos a encontrarnos con Andrea Sachs, 10 años después de haber sido la asistente de Miranda aka El diablo, y con algunos síntomas de shock post traumático. Pero ahora le va bien: está a punto de casarse con un millonario y lleva una revista online junto con su ahora mejor amiga Emily. La cosa se complica en dos frentes: su suegra la odia —de hecho el día de la boda le pilla una carta dirigida a su hijo en la que la pone de vuelta y media—, y hay una oferta de venta de la revista por el grupo Elias-Clark, dirigido por Miranda Priestly.

Ser objeto de deseo de Miranda es muy diferente de ser subordinada suya. Pero los recuerdos siguen ahí, lo que complica mucho las cosas.

Me ha gustado pero me he llevado una pequeña decepción. Es una buena novela chicklit independiente, pero una nefasta segunda parte. No hay venganza, Miranda apenas sale un par de veces y la historia principal va por otros derroteros. Pero si me imagino que es un libro independiente, una historia distinta, debo decir que me ha gustado. Cumple con todos los requisitos para que sea un chicklit con el que disfrutar.

La flor del azafrán amarillo de Laila Ibrahim

Lecturas de verano

Enlace a Amazon

Este fue un capricho que me di de las ofertas del Kindle Flash. Cuenta la historia de una ama de cría en el sur de Estados Unidos cuando aún existía la esclavitud. Mattie debe dar de mamar a la hija de los dueños de la plantación, y ello crea un vínculo entre las dos que nadie esperaba. Cuenta la historia de la hacienda, de la situación de los esclavos, y del pensamiento de aquella época: cómo justificaban que hubiera seres humanos de segunda, y por ello tener derecho sobre ellos.

Es una historia tierna, que habla del amor, del vínculo que se puede establecer con un ama de cría, y de las decisiones que cada uno ha de tomar en consecuencia con sus ideales, sin dejarse llevar por lo que demanda la sociedad. Fue un acierto escoger esta novela, no habla del romanticismo tal y como lo entendemos, pero es mucho más romántica que otras que he leído que sí son puras del género.

Enlazados de Rainbow Rowell

Rainbow Rowell

Aquí lo tienes en Amazon

Linconl trabaja en una redacción de un periódico, y su trabajo consiste en leer los mensajes de correo de los empleados, para darles aviso si lo están utilizando de forma fraudulenta para la empresa. Beth yJennifer son dos redactoras que se escriben mucho entre ellas, contándose cosas que en persona no pueden porque se enteraría el resto de la oficina. En el ambiente flota el nerviosismo por el efecto 2000, se acerca el milenio y parece que las máquinas del mundo van a dejar de funcionar.

Linconl se engancha a la conversación de las dos redactoras, de tal manera que no las amonesta y cuando quiere darse cuenta es quizá demasiado tarde para ello. Además, ya se ha enamorado perdidamente de una de ellas. Pero, ¿cómo presentarse y decirle que la conoce porque la ha estado espiando? Es una comedia romántica, o incluso un chicklit con chico protagonista (ya que es él quien comienza con su vida echa un desastre y quien crece a lo largo de la novela), muy entretenido. Hay momentos de vergüenza ajena con Linconl, pero en general le coges mucho cariño.

El club de las madres imperfectas de Marlène Schiappa

Lecturas de verano

Enlace a Amazon

En esta comedia francesa se presentan los distintos problemas de la maternidad gracias a la visión de tres mujeres distintas: la que abandonó su carrera profesional para dedicarse a sus hijos y ahora vive en las afueras de París, en un chalet que está en obras perpetuas; la mujer de negocios que no piensa renunciar a nada por tener a su hija y la mujer política que se jacta de haber enviado a su hijo a estudiar fuera (con lo que tuvo que renunciar a ser madre para seguir con su carrera profesional).

Es una comedia en la que se plantean todas las problemáticas de la mujer de una manera muy clara pero muy divertida, que te hace pasar un buen rato a la vez que te hace enfadar otro poco. Muy ilustrativo sobre la situación a la que tenemos que enfrentarnos las mujeres frente a la maternidad.

Un cadáver muy frío de Ana Bolox

Las cosas y casos de la Sra Starling I

Enlace a Amazon

No había leído aún ficción de Ana Bolox y empecé antes del verano con el primero de la serie Carter & West. Como me gustó mucho, esta vez me animé con el primero de la serie Starling, Un cadáver muy frío. Me gusta mucho este estilo cozy, aunque tenía entendido que no había tanta violencia, y aquí hay algo de eso. Pero es una investigación paso a paso, en la que vas al mismo nivel que los investigadores hasta que en un momento dado te adelantan por la izquierda sin que te enteres y te sorprenden al final con la resolución.

El personaje de Anne Starling es simplemente espectacular. Te enamoras de ella casi al instante. Una mujer con una inteligencia sobresaliente que necesita algún aliciente para amenizar su aburrida vida. El inspector Crawford tiene la desgracia (o suerte) de que se cruce en su vida y de que decida ayudarle con su investigación. Muy entretenido, nada previsible y totalmente delicioso.

El invierno más oscuro de Alice Lovelace

Lecturas de verano

Enlace a Amazon

Tras el pseudónimo de Alice Lovelace se esconde la pluma feelgood de Mónica Gutiérrez —de quien ya te he hablado aquí—, pero esta vez cambia de género (por eso el pseudónimo). Nos trae una novela de vampiros, hombres lobo, meta-humanos y una historiadora que puede que sea más de lo que aparenta ser. Es una novela muy entretenida que me llevó en volandas desde la primera hasta la última palabra. Es apta hasta para quien no le gusten los vampiros.

Lecturas de verano de Agosto

Muerte en los Hamptons de Ana Bolox

Las cosas y casos de la Sra. Starling II

Enlace a Amazon

Es la segunda parte de Las cosas y casos de la señora Sterling. Esta vez, muy a lo Miss Marple (o incluso a lo Jessica Fletcher), Anne es invitada, junto a su marido, a una fiesta de Navidad en los Hamptons, en la que uno de los invitados muere. Anne Starling no podrá permanecer tranquila y no ayudar a la investigación en la que también participa, a modo de invitado, su amigo el inspector Crawford.

Como en la primera parte, he disfrutado mucho de la historia, pero sobre todo del personaje de Anne, que es tremendo. He echado un poco de menos la interacción entre Anne y el inspector Crawford, porque por circunstancias no pueden hablar mucho, pero cuando lo hacen, como es en la clandestinidad, es genial. Porque la señora Starling siempre le deja en una situación algo cómica. Tenía sospechas de quién podría ser el asesino, pero eso no le ha quitado diversión a la lectura.

Piso para dos de Beth O’Leary

Lecturas de verano

Enlace a Amazon

De lo mejorcito de mis lecturas de verano del género chicklit, aunque en realidad se está columpiando en la fina línea que separa el chicklit de la comedia romántica. Está contado a dos voces, y nos cuenta la historia de Tiffy y Leon, que llegan a un curioso acuerdo: van a compartir piso, pero nunca estarán juntos en él. Como le voy a hacer una reseña completa, no quiero adelantarte mucho más.

De postre, tú: Recetas para el calor de una noche de Claudia Velasco

Lecturas de verano

Enlace a Amazon

Relato de HQÑ, que ha sacado una colección de relatos cortos relacionados con la cocina. Este de Claudia Velasco me lo cogí porque Laila me avisó de que me podría gustar, como de hecho sucedió. Pese a que encontré algunos detalles que no iban mucho conmigo, en general es una historia ligera y muy entretenida. Los malentendidos hacen que tengas más ganas de continuar leyendo para saber qué sucede al final entre los protagonistas.

Cumbres Borrascosas de Emily Brontë

Lecturas de verano

Enlace a Amazon

La última de mis lecturas de verano ha sido la relectura del gran clásico de Emily Brontë, que ha sido una lectura conjunta. La leí por primera vez con 17 años, cuando me obligaron a leer la versión reducida en inglés y como no me apetecía me la leí, la versión completa, en español. Y qué diferencia de lectura. La novela es la misma, genial en su historia, geniales sus personajes, la atmósfera que crea es brutal. Pero yo no soy la misma y por eso no me ha hecho sentir las mismas cosas. Aunque debo decir que el disfrute ha sido igual. Por algo es un clásico de la literatura. Es una novela soberbia.

/***

Como ves, mi verano ha dado para muchas lecturas. Ahora es tu turno: háblame de tus lecturas del verano. ¿Cuál ha sido tu favorita?

Y si dudas sobre el próximo libro a escoger aquí tienes una súper guía de lectura chicklit con 50 títulos para que nunca te quedes sin leer. Tan solo tienes que suscribirte en el cajetín.

2 thoughts on “Mis lecturas de verano. Diario de escritora chicklit”

  1. Bienvenida de nuevo! Has leído libros geniales! Alice Kellen y Beta me encantan, aún me faltan algunos libros suyos por leer pero caerán en cuanto tenga algo de tiempo. Y además he visto que algunas de tus lecturas de verano son pendientes mios,pero esque no me dan las horas 😁 Espero poder ponerme al día con la lista tan enorme que tengo y que no para de crecer.
    Que tengas una feliz semana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.