La Quinta Avenida

5+1 chicas Walsh, una familia Chick Lit

La familia Walsh

La familia bien, gracias

La familia es un ente abstracto al que todos estamos sujetos por hilos invisibles. No la elegimos y así nos va: que hay de todo en la viña del señor. Del señor del quinto, debe ser, que tiene muchas tierras: ocho macetas ni más ni menos.

Yo vengo de una típica familia española, criada en los años ochenta. Las madres de entonces no eran como las de ahora y aprendías a base de collejas. O te intentaban enseñar, porque no he visto yo criatura más tonta que mis congéneres de pequeños: por más que nos atizaban nosotros seguíamos haciendo diabluras. Pensábamos que no nos pillarían, y aunque no nos pillaban en todas, sí en casi todas. Soy de la firme convicción que la colleja que no te llevabas era porque hacían la vista gorda.

familia jugando a estar colgados

 

Pero, inesperadamente, sobrevivimos. Y crecimos y algunas y algunos nos convertimos en padres y madres. Ahora echo la vista atrás y a veces me apetece continuar con el método de crianza de mis padres, pero soy hija de mi tiempo y ahora me toca ser madre del siglo XXI. Nosotras hablamos con los hijos. Yo hablo mucho con MiniP. Es verdad que a veces a gritos, pero hablar, hablamos.

Familia española versus familia irlandesa

Cuando leí a Marian Keyes me di cuenta de que Irlanda no era muy distinto a España en cuanto a crianza. Por lo menos en cuanto a crianza en los años ochenta. Me identifiqué mucho con la familia Walsh, aunque había muchas diferencias. Ellos eran una familia de cinco hermanas más los padres, nosotras éramos tres hermanas. Y el padre se pasaba el día en el sofá viendo golf. El mío era más de fútbol. Pero salvo eso…

La familia Walsh es una familia especial. Su madre es una mujer moderna dentro del cuerpo de una señora mayor. Tuvo que dejar de trabajar al casarse, porque eran esos tiempos, y luego empezó a tener hijas y ya no pudo preocuparse por el feminismo y esas gaitas. Muchas mujeres se sentirían identificadas con esta imagen.

Desde luego, Mamá Walsh es una mujer muy especial. Después de cinco libros, cada uno de ellos dedicado a una de las hijas, ella debía tener su espacio, su voz. Y Marian Keyes le dedicó dos publicaciones cortas: La familia Walsh de la A a la Z por Mamá Walsh y el Consultorio de Mamá Walsh.

En el primero Mamá Walsh nos desglosa el abecedario contándonos cosas de su familia con su peculiar visión de la vida. Y en el segundo responde peticiones de ayuda, como en los consultorios de las revistas. En ambos consigue sacarte más de una sonrisa y de una carcajada. Conociendo a Mamá Walsh no te extraña cómo han salido las hijas de locas.

Las hijas Walsh

Arbol genealogico familia Walsh

Como ya he dicho, son cinco. Y no es la típica familia súper feliz que te suelen vender en los seriales. Precisamente parte de su encanto es que entre ellas hay enfrentamientos. También hay algunas alianzas. Como entre Anna y Helen, las dos pequeñas. Cada una tiene su historia, que ha afectado a las demás (y a sus padres) como es inevitable.

Claire, la mayor

Fue la primera en casarse. Y Mamá Walsh ya había respirado tranquila. Después de una infancia de contestaciones, pensaba que por fin había cogido el camino correcto. Se casó con un contable e iba a tener su primer hijo, pero el cobarde de su marido la abandonó el mismo día que dio a luz. Toda la historia la cuenta en Claire se queda sola.

Es la primera novela de la serie Walsh y aquí también conocemos a parte de su familia.

Maggie, la buena

Margaret es la segunda hija. Ella es la buena, la que siempre hace las cosas como los demás quieren, la que no pretende decepcionar a nadie. Hasta que un día se cansa de ser la niña buena y deja a su marido para irse a Los Ángeles con su amiga Emily. En Maggie ve la luz te cuenta su historia, y para ser una niña buena, hace algunas cosas malas.

Rachel, la mediana

Ser hermana mediana es complicado. Os lo digo yo, que de ser la mediana entiendo mucho. Fui la pequeña durante ocho años y de repente pasé a no importar mucho. Es duro, pero a mi no me dio por las drogas, como a Rachel. Vivía en Nueva York, y solo se lo pasaba bien, lo tenía todo controlado. Hasta que dejó de tenerlo.

Rachel se va de viaje es uno de mis favoritos de la saga. El único que me he leído dos veces, una de ellas en inglés. (Me hice una medalla por ello). Además, sale Luke, el hombre de verdad, que es una maravilla. No en vano ha conquistado a todas las féminas de la familia.

Anna, la alocada

Dicho por su propia madre, no esperaban que Anna consiguiera nada en la vida. Siempre ha tenido la cabeza en las nubes. Un poco hippie, con faldas vaporosas, ropa teñida en casa y creyendo en el tarot, las líneas de las manos y esas cosas. En su familia tenían poca fe en ella, en que consiguiera algo. Pero se equivocaron.

Anna se fue a Nueva York y allí cambió su vida. La historia de ¿Hay alguien ahí fuera tiene tanto de cómico como de trágico. Es de las que más te sorprenden al final.

Helen, la asocial

Me identificaba mucho con Helen, quizá porque nacimos el mismo año. De Helen te he hablado aquí. Mamá Walsh está convencida de que la depresión no existe, pero eso no quita para que ayude a su hija.

Sobre todo le encanta acompañarla cuando tiene que hacer alguna vigilancia, y poder entrar en las casas de la gente para saber qué secretos oscuros esconden.

¿Para qué elegir?

No voy a preguntar con cuál te quedarías, porque no tienes por qué elegir. Las cinco hermanas tienen su historia y cada una de ellas su encanto. Yo me quedo con todas, aunque no todas las historias me gustaron por igual.

La lástima es que cuando me dio por escribir una novela, aunque el estilo se lo debo casi por entero a Marian Keyes, me salió una hija única. No tiene hermanas con las que jugar, pero sí una madre con mucho carácter.

Si te suscribes a la lista de correo iré contando información de mi novela y de más cosas que me pasan en la vida. Algunas son para troncharse, ya te lo digo. A lo mejor soy una Walsh y yo no me he enterado…

Dale al botón para suscribirte a la newsletter
Recibirás un email cada quince días con salseo y algún contenido exclusivo: capítulos de mi novela, relatos inéditos, etc
Al enviar tus datos estás aceptando nuestra política de privacidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *