halloween-chicklit

Pasa un Halloween chicklit: 5 novelas con fantasma

Es verdad que por aquí por España no se lleva mucho lo del Halloween chicklit pero, ¿por qué no elegir un chicklit con fantasma para celebrar Halloween? Octubre es el mes del terror por excelencia, pero no hace falta asustarse para disfrutarlo. Aquí te traigo cinco opciones para que celebres el día de difuntos con fantasmas que, como poco, te sorprenderán. Y algunos te harán reír.

Halloween chicklit: para morir de risa

El mundo sobrenatural no es algo exclusivo del género del terror. Es verdad que es más usual en ese género y que cuando yo era más pequeña y me iniciaba en las lecturas, estaba casi recluido en ese rincón (un rincón enorme, por cierto) de la literatura.

Pero ya entonces había cosas paranormales en otro tipo de literatura. Mi padre era encuadernador y siempre llevaba libros a casa. Literatura de adultos, mucha, pero cada vez que podía hincarle el diente a algo infantil lo hacía. Nos trajo la colección Luna de Papel, y dentro de ella, junto con otras muchas joyas, estaba Román y yo, quizá la primera historia de vampiros que leí. Luego vinieron más, claro, porque los vampiros lo que tienen es que son adictivos, pero guardo el recuerdo de este primer contacto con mucho cariño.

 

halloween chicklit

A partir de ahí inicié una espiral sin retorno a través de la literatura de terror que creo que me dejó trastornada para los restos. Pero, ¿y lo bien que me lo pasé? Bueno, lo bien y lo mal, pero lo mal a propósito.

Pasar miedo por gusto

Cuando tenía 20 años planeé junto a dos amigas un día de excursión al parque de atracciones. Una de ellas y yo misma compartíamos, además de la amistad, el gusto por lo macabro, por lo que, dentro del parque, quisimos vernos obligadas a visitar la Casa del Terror. Aunque se pagaba aparte, eh, y recuerdo que teníamos 20 años: mucha juventud pero muy poco dinero.

La tercera en discordia se asustaba con su sombra, pero aún así nos acompañó en el recorrido. Recuerdo aquella visita con nostalgia y cariño, y sobre todo recuerdo la escena con el vampiro.

halloween chicklit
Hola guapa, ¿me llamabas?

Entramos y todo fueron sustos y gritos. Había unas niñas de unos diez u once años que fueron más valientes que mi amiga, aunque de vez en cuando gritaban: «¡somos muy jóvenes para morir!». En la estancia donde apareció el conde Drácula la escena fue para haberla grabado: el vampiro amenazándonos, mi amiga, que iba entre la otra chica y yo, se hizo una bola en el suelo y no era capaz de moverse. El Conde, viendo una víctima fácil, la amenazaba mostrando los dientes. Y yo, que ya he contado que mi primer libro de miedo fue uno de un viejo vampiro, le mostraba el cuello y le ofrecía mi yugular para que la mordiera.

No picó. Yo que quería ser inmortal.

Después de 20 años: halloween chicklit

Creo que gasté toda mi valentía en mi juventud y en aquella visita a la Casa del Terror, porque no he vuelto a pisar una. De hecho cada vez veo menos películas de miedo. No sé si es porque ahora duermo un poco peor, o porque me he vuelto cobardica. Da igual, estoy muy orgullosa de mi pasado gótico.

halloween chicklit
¿Qué pasa, gato? ¿Me he pasado con las verrugas?

Sin embargo, sí que se me ha quedado un regusto por lo paranormal, los fantasmas y el mundo onírico, por lo que me alegré mucho al descubrir que podemos celebrar un Halloween chicklit. Por cierto, si no tienes muy claro de qué hablo cuando hablo de chicklit te lo expliqué la semana pasada.

La celebración de Halloween, aunque nos ha llegado por la vía americana, es muy antigua. Casi todas las culturas conocidas comparten celebración este día, ya bien sea el 31 o el 1 de noviembre, día de difuntos. Es la noche en la que el mundo de los espíritus y el de los humanos se encuentra y todo puede suceder.

En lengua inglesa hay muchas novelas que podrían ser consideradas Halloween chicklit, con fantasmas, brujas y demás, pero es verdad que, como decía al principio, aquí en España aún no ha cuajado. No pasa nada, más temática para mí (inserte risa maquiavélica aquí). Pero sí que he encontrado 5 novelas con fantasmas que podrían hacer las delicias para gente como tú, que te gusta el chicklit y te gusta halloween y por qué no juntarlo y hacer un halloween chicklit.

5 novelas chicklit con fantasmas

Vale, lo reconozco, una de las novelas es más romántica que chicklit, pero a estas alturas ya deberías conocerme. Siempre cuelo alguna. Espero que sepas perdonarme.

Un féretro en el tocador de señoras, de Regina Roman

halloween chicklit
Enlace a Amazon aquí

Comencé octubre hablándote de Regina Roman y no fue casualidad. De hecho no quise meter esta recomendación en el primer post para no repetirme. Un féretro en el tocador de señoras fue la primera novela que leí de Regina, hace ya algunos años, y me gustó mucho.

Olivia, una niña rica de Madrid, se rebela contra el futuro que toda su familia le tenía reservado y acaba alquilando un pequeño apartamento donde vivir sola. Pero resulta que tan sola no estaba: descubre que tiene un compañero de piso del que no sabía nada.

Es una novela muy divertida, que te absorbe desde el principio, y que cuando aparece Gilda, el compañero de piso inesperado, estás literalmente secuestrada por la novela. Para morir de risa.

¿Hay alguien ahí fuera?, de Marian Keyes

halloween chicklit
Enlace a Amazon aquí

Esta es la novela más seria de las cinco que traigo, pero ya he dicho que me ha costado encontrar temática sobrenatural en el chicklit que se publica aquí en España (ya sea autóctono o traducido). Esta es una de las novelas de las hermanas Walsh, concretamente habla de la cuarta, Ana.

Ana es responsable de prensa de una marca de cosméticos en Estados Unidos, cosa que hace muy feliz a su madre y hermanas porque les manda muestras gratis. Pero algo le ocurre a Ana y decide tomarse un tiempo sabático en Irlanda, para recuperarse.

Se obsesiona con el tema paranormal y acude a ver a una pitonisa que le pondrá en contacto con el más allá.

Tiene todo lo bueno de una novela de Marian Keyes: personajes inolvidables, diálogos chispeantes y la sorpresa de la historia, que no te esperas venir. Eso sí, no leas la sinopsis, por favor, o te cargarás toda la intriga.

Una chica años 20 de Sophie Kinsella

halloween chicklit
Enlace a Amazon aquí

Para contrarrestar la anterior, traigo la más alocada y divertida de las cinco.

Lara Lington está en un pequeño atolladero de vida. Tiene su empresa de descubrimientos de talentos, que abrió con su mejor amiga, convencida por ella, de hecho. Pero ella se ha largado a Goa y la ha dejado colgada sin saber muy bien qué hacer. Además, su novio la ha dejado, pero Lara sabe que solo se ha despistado un poco, porque él la quiere y solo debe recordarlo.

Con ese estado de ánimo tiene que ir al funeral de su tía abuela Sadie, una anciana que ha muerto a los noventa y muchos años (¡casi centenaria!) en la residencia donde pasaba sus últimos días. Hasta su tío, el rico, el dueño de todas las cafeterías Lington se ha dignado a aparecer.

Quien también aparece es la propia tía abuela Sadie, pero resulta que Lara es la única que puede verla. Tiene el aspecto de cuando tenía veinte años y resulta que era una fiestera. Los locos años veinte, decían. Ha perdido un collar, y Lara, por más que al principio no quiera, debe ayudarla a recuperarlo para quitársela de encima y poder seguir con su vida.

Desternillante es poco. La tía abuela Sadie resulta más joven de espíritu que la propia Lara, y le va a hacer la vida imposible, provocando carcajadas en los lectores. Si solo puedes leer uno de esta lista para tener un Halloween chicklit, que sea este. Te morirás de risa.

Loca de amor de Regina Roman

halloween chicklit
Enlace a Amazon aquí

Mireia Fiestas es abogada hasta que se deja convencer por su madre para que le eche las cartas. La pitonisa acierta en todo, creándole un susto tan grande que decide cambiar radicalmente de vida y hacerse guía turística en los Castillos del Loira.

Allí tendrá un grupo de turistas de lo más pintoresco, y además, la ayuda de cierto fantasma que ya conocemos. Sí, se trata de Gilda, el de Un féretro en el tocador de señoras que ahora se ha decidido a ayudar a Mireia para que no se cierre como una concha al amor.

Me encanta que Regina Roman haya recuperado a este personaje tan carismático, en una novela que es más desternillante, si cabe, que la del Féretro.

Abrázame que no te quiero de Irene Ferb

halloween chicklit
Enlace a Amazon aquí

Y aquí viene la trampa y el cartón. No puedo hacer pasar esta novela por chicklit ni pintándola con Titanlux (esto me ha quedado un poco antiguo, creo. A ver, niñas, cuando yo era pequeña había un anuncio de pintura Titanlux que… Bah, da igual), pero habla sobre el cielo y sobre a dónde vamos cuando nos morimos y me parecía acorde al tema.

Conocí a Irene Ferb en una feria del Libro de Madrid, presentaba este y su continuación. Me habló tan apasionadamente de su libro que no tuve más opción que cogerlo (dedicado, of course), y pese a que es una novela romántica, me gustó mucho su estilo.

Sara muere en un accidente de tráfico a los 28 años, y cuando despierta en el cielo descubre que su alma está unida a la de un desconocido. Pero eso no puede ser, ella ama a Toño, su novio, que se ha quedado hecho polvo en la Tierra. Durante la novela descubrirá la parte de la vida que se nos oculta a los mortales: aquello que está más allá de la muerte y será toda una sorpresa.

Es una narración ágil y, como digo, pese a ser una historia romántica es muy original.

Y si te gusta el chicklit, con fantasma o sin él, estoy preparando una súper guía de lectura con 50 (ni una ni dos, ¡50!) novelas que no te querrás perder. Para que te la envíe en cuanto esté lista puedes suscribirte aquí debajo. Además, de vez en cuando te contaré chismorreos. ¿Te lo vas a perder?

Dale al botón para suscribirte a la newsletter
Recibirás un email cada quince días con salseo y algún contenido exclusivo: capítulos de mi novela, relatos inéditos, etc
Al enviar tus datos estás aceptando nuestra política de privacidad

Pilar G. Cortés

View posts by Pilar G. Cortés
Mamá, lectora compulsiva, escritora, superviviente de cáncer.

2 Comments

  1. Margari
    30 octubre, 2018

    No soy yo muy valiente, aunque de vez en cuando me acerque a alguna novela de miedo. Pero la leo a la luz del día e intercalando cositas alegres. Que si no… Y pelis de terror hace años que no veo. Con los años parece que me apetece menos sufrir…
    Y me han llamado la atención estos títulos que nos recomiendas. Quizás me anime con alguna y a ver si le cojo el puntito al chicklit.
    Besotes!!!

    Responder
    1. Pilar G. Cortés
      10 noviembre, 2018

      Gracias por contármelo, Margari. Seguro que eres más valiente de lo que piensas. Espero que algún título de los que te propongo te llegue a gustar.
      ¡Besotes!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top