¿En qué se diferencia el chicklit del feelgood? Géneros de la novela romántica

Tanto chicklit como feelgood son géneros de la novela romántica. La semana pasada proclamé septiembre el mes feelgood, y me he dado cuenta de que no he explicado bien por qué me gusta tanto y en qué se diferencia del chicklit.

Géneros de la novela romántica: diferencias irreconciliables entre feelgood y chicklit

Ahora mismo me imagino dos libros en un tatami, con pañales blancos, poniéndose en posición de sumo para luchar. Mi imaginación es así de poderosa y va por libre, a veces me sorprende para bien y otras… Mejor que no lo sepáis.

subgéneros de la novela romántica
Aquí dos libros, uno feelgood y otro romántica, preparándose para la lucha

El chicklit, dentro de los géneros de la novela romántica, es mi favorito. Hasta fuera de la romántica, ya que incluso supera al terror que leí casi en exclusiva durante mi adolescencia. Pero ahora ha llegado a mi vida, para quedarse, el feelgood. Pese a la imagen de antes, tanto feelgood como chicklit son dos géneros que pueden convivir perfectamente entre ellos y no necesitan competir por mi amor. ¿Pero qué les diferencia?

He encontrado tres diferencias importantes:

La positividad del feelgood versus chicklit

El feelgood, como su propio nombre indica, es una historia para hacernos sentir bien. Yo a veces le digo el género de la sonrisa idiota, porque cuando leo alguno de sus libros, siempre se me pone esa sonrisa en la cara.

Subgéneros de la novela romántica

La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey, un libro que me leí hace un año o así, del que acabo de saber que es feelgood, es un buen ejemplo de esto. Cuenta una historia dura: la invasión de una isla de Inglaterra por los alemanes en la II Guerra Mundial, pero la historia siempre es positiva, siempre con un punto de humor dulce, que te hace enamorarte de la isla, de los habitantes y… no, de los alemanes no te enamoras. Pero hasta los perdonas. Y además, gracias a Mónica Gutiérrez, acabo de saber que han hecho una versión cinematográfica.

El chicklit, por el contrario, y aunque siempre está escritor desde un punto de vista irónico, admite drama, y de hecho a veces te lo hace pasar muy mal antes de llegar al final.

Personajes-chicklit

En Loca por las compras, Rebeca Bloomwood tiene que llegar prácticamente a tocar fondo para poder resurgir de sus cenizas. Según avanza la historia todo le va saliendo mal, hasta que decide quemar las naves y tomar las riendas de su vida.

La línea narrativa del feelgood versus chicklit

Dentro de los géneros de la novela romántica, el feelgood se puede contar de muchas maneras, pero hay una constante: empieza con la protagonista en un momento incierto de su vida, algo deprimida quizás, y a partir de ahí todo va en ascenso.

Es el caso de Agnes en La librería del señor Livingstone, que está a punto de tirar la toalla y volverse a su casa  cuando la contrata el librero, y a partir de ahí su historia es una constante ascendente por la felicidad.

El chicklit tiene más altibajos. Arranca de la misma manera, siempre: la protagonista ha sufrido un tsunami en su vida del que se tiene que recomponer. Pero no es una línea ascendente, su vida se convierte en una espiral con subidas y bajadas dignas de una montaña rusa.

Como le pasa a Coco, de Hoy tú no te casas, que se deja secuestrar por su mejor amiga el día de su boda y su vida se transforma por completo.

Personajes secundarios: feelgood versus chicklit

Este punto podría haber ido en el saco de las similitudes, porque en ambos géneros de la novela romántica los personajes secundarios son muy importantes. Son los que le dan profundidad y color a la historia, y sin ellos las historias no serían lo mismo.

Pero he de reconocer que mi imaginación me ha puesto una imagen de dos pretendientes peleando sin camiseta… y oye, que una no es de piedra y a nadie le amarga un dulce. A la saca de las diferencias.

subgéneros de la novela romántica
Siempre es buen momento para recrearse la vista con Jaime

Pero hay otro motivo menos lascivo… La verdad es que sí, tanto en el chicklit como en el feelgood los personajes secundarios son muy importantes, pero son distintos tipos. Normalmente en el feelgood son personajes afines a la protagonista, mientras que en el chicklit suele haber una antagonista bien marcada que le hace la vida imposible a la protagonista.

En el caso de Todos los veranos del Mundo, podríamos tomar como antagonista al prometido de Helena, pero tampoco tienen una mala relación. Hasta cuando hay dudas se quieren y se respetan.

Y tenemos un caso claro de antagonista en El diablo viste de Prada, tan claro tan claro que hasta aparece en el título de la obra.

Dónde el chicklit y el feelgood se encuentran

Subgéneros de la novela romántica
Al final el feelgood y el chicklit se aman

Pero no todo son diferencias. De hecho solo encontré esas tres, y fue después de mucho buscar debajo de las piedras. Lo que más tienen son cosas en común, que al fin y al cabo ambos son subgéneros de la romántica (o eso dicen). Así que aquí van otras tres similitudes, por eso de la ecuanimidad, no se me vayan a mosquear las novelas.

Desenchúfame, por favor

Tanto el feelgood como el chicklit son géneros pensados para desconectar del mundo un rato y sentirse bien con lo que lees.

Subgéneros de la novela romántica
Leer feelgood y chicklit es el nuevo yoga

No sé si a alguien le pasa, pero a mí hay veces que la vida se me hace cuesta arriba, que se amontonan los malos rollos a los pies de la cama y que te cuesta hasta existir. Que reniegas del ser humano. Sí, a veces me pasa. Y para cuando tengo uno de esos días, me enchufo a una novela chicklit o feelgood y me olvido del resto.

Supone un balón de oxígeno.

También sirve si tienes una vida feliz, o en un punto normal de felicidad (ya sabes, ni mucho drama ni tampoco mucha fiesta, un término medio), que no hace falta que estés metida en un culebrón para leer una novela de este tipo.

Cualquier novela feelgood o chicklit viene muy bien para leer entre libros más intensos. Desengrasa la mente y te aligera el alma.

The end

Subgéneros de la novela romántica
Final feliz

Otro de los puntos en común es el final. Pase lo que pase en la novela, ya sea una línea ascendente de cosas bonitas o un enrevesado viaje interior y exterior por una montaña rusa de emociones, para que sean feelgood o chicklit tienen que acabar bien.

El final feliz que no falte, que para tristezas ya tenemos la vida.

Superación

La protagonista —suele ser una mujer en el 99% de los casos— hace un viaje interior del que suele salir reforzada.

Arranca la historia siempre desde un punto negativo, como he dicho antes, pero aunque los caminos del chicklit y del feelgood son distintos, al final llegamos a un mismo punto: ese donde la protagonista ha conseguido lo que necesitaba, aunque no fuera lo que quería al principio.

***

Pese a las diferencias y similitudes, no se trata de escoger un solo género. La buena noticia es que podemos leer los géneros que nos de la gana. Y si te gusta el chicklit, te gustará el feelgood, eso te lo garantizo (bases no depositadas ante notario).

Quiero dar las gracias especialmente a Mónica Gutiérrez, de cuyos libros te hablé la semana pasada, por darme información sobre el feelgood. Qué mejor fuente que ella para informarme sobre este género. Te recuerdo además que está en activo el sorteo de un ejemplar de Todos los veranos del mundo. Tan solo tienes que comentar la entrada de la semana pasada.

Y si te gusta el chicklit, además de la novela feelgood, estoy preparando una súper guía de lectura con 50 (ni una ni dos, ¡50!) novelas que no te querrás perder. Para que te la envíe en cuanto esté lista puedes suscribirte aquí debajo. Además, de vez en cuando te contaré chismorreos. ¿Te lo vas a perder?

Dale al botón para suscribirte a la newsletter
Recibirás un email cada quince días con salseo y algún contenido exclusivo: capítulos de mi novela, relatos inéditos, etc
Al enviar tus datos estás aceptando nuestra política de privacidad

Pilar G. Cortés

View posts by Pilar G. Cortés
Mamá, lectora compulsiva, escritora, superviviente de cáncer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top