diario escritora chicklit

Diario de una escritora chicklit: julio y agosto

Voy a vestir de intencionada la decisión de hacer este diario de escritora chicklit bimensual, para no tener que admitir que en verano me come la vida y no consigo meter mis rutinas ni con calzador en el caos en que se convierte todo mi tiempo. A veces creo que voy corriendo a todos lados, cuando yo hice firme propósito de tomarme la vida con calma.

Diario de junio: los antecedentes

Mi última entrada en mi diario de escritora chicklit fue esta de junio, donde casi clamaba al cielo ayuda, con un puñado de tierra seca en una mano cual Scarlett O´Hara. A internet puse por testigo que no me iba a volver a pasar eso de ir como pollo sin cabeza, pero pasó. Sin embargo esta vez no me dejé vencer por la desesperanza y simplemente me dejé llevar por la vida. Si no llego a algo, pues no llego y punto.

Pero tampoco hago alarde de no llegar, que no hace falta regodearse en el fango.

Los objetivos de junio

diario escritora chicklit julio agosto

De deberes me puse organizarme, y aunque no he cumplido exactamente con todo lo que me había propuesto sí que he avanzado en este tema. El libro que me propuse leer, Organízate con eficacia, lo he empezado aunque sin llegar a terminarlo. El caso es que no tengo mucho tiempo para leer, y el libro en cuestión es un poco espeso, pero no importa, lo voy tomando a bocados pequeños.

Pero hace poco me pasó algo genial. Quedé con MJ, de Simplemente MJ porque coincidimos en tiempo y espacio en la misma ciudad. Me hacía ilusión porque me gusta su blog, lo sigo, también formo parte de su grupo de escritoras en Facebook y en general es de esas personas que me caen bien aunque solo la conozca de las redes sociales, pero el café que me tomé con ella me ayudó más de lo que hubiera imaginado.

Charlamos un buen rato, de lo humano y lo divino, y hacia el final de la tertulia me dedicó diez minutos que me solucionaron meses de incertidumbre. Luego además me descargué de su blog las plantillas para hacer un calendario editorial y ya me he preparado contenido de aquí a diciembre. Ahora solo tengo que seguirlo. Y trabajar mucho.

Ay, con lo que cansa trabajar.

diario de escritora chicklit julio y agosto

Pero si fallo, evidentemente, no va a ser mi culpa, sino la de MJ… ¡Que no! Que será de internet, por existir. Venga, vale, lo voy a reconocer. Si fallo será mi culpa. A MJ casi le debo la vida. Y otro café. Grazie mille, compañera.

Objetivos para los siguientes dos meses: septiembre y octubre

Pues para que quede aquí grabado en sangre, me propongo dos objetivos:

  • Dedicarme al blog como si no hubiera un mañana.
  • Terminar de corregir la novela y dejarla lista para publicar.

Tengo un mes para cada uno de los objetivos ;-). Voy a volver con el diario de escritora chicklit del siguiente bimestre con los deberes hechos, y hasta decorados, ya lo veréis.

Diario de lectora

Como bien dice Gabriella Campbell con su teoría de los cuatro fuegos, no puedes atender por igual todas las necesidades u obligaciones. Por eso cuando en mi vida se resiente el tema de escribir, quien sale ganando es la lectura. También podríamos llamarlo teorema de los vasos comunicantes, pero para qué nos vamos a complicar más la existencia.

Además, mi nena cada vez se me hace más mayor, y esto me llena de nostalgia, pero me libera una barbaridad. Ahora me puedo sentar a la sombra con un buen libro mientras ella disfruta en la piscina con alguna amiga o amigo. Yo siempre cerca, no vaya a ser que la pierda de vista un segundo y me la rapten (obsesiones de madre), pero ya sin necesidad de no quitarle ojo cada instante. Con que la escuche me vale.

Eso si tengo suerte de disfrutar de la soledad y no se me arrima alguna madre petard… simpática que me de conversación.

Me he leído 9 libros en estos dos meses. Y sin contar un par o tres de ellos que tuve que abandonar por diversos motivos. Pero solo voy a hablar de los que he terminado y me han gustado.

Las lecturas

  • Sigo siendo yo, de Jojo Moyes

    diario escritora chicklit
    Si lo quieres pincha aquí

La tercera parte de Yo antes de ti, de la que ya te hablé en esta entrada no defrauda. Nos vuelve a traer a la fantástica Lou, y si bien no está a la altura de su primera parte, es una muy buena novela chicklit. No solo Lou es adorable, también la anciana vecina de la pareja para la que trabaja.

  • Con amor, de Valentina de Regina Roman

    diario de escritora chicklit
    Si lo quieres pincha aquí

No solo era de Regina Roman, a la que hace años que sigo (y con la que tuve la fortuna de compartir un rato de charla y café hace poco), sino que el nombre de la protagonista coincide con la de mi novela. Pero hasta ahí el parecido.

Es una novela romántica, que si bien a mí los clichés de ese género no me apasionan, esta la disfruté por la trama, por los personajes y por ciertas escenas que hacen subir la temperatura.

  • El hotel de los líos, de Daphne Uviller

    diario de escritora chicklit
    Si lo quieres pincha aquí

Siempre me pasa igual, cuando termino de leer una novela me doy cuenta de que es una segunda parte. En esta, Zephyr es detective auxiliar de la Comisión de Investigaciones Especiales de la ciudad de Nueva York. No sé, yo me pierdo con el mogollón de agencias que deben tener allí. El caso es que Zephyr entra de incógnito a trabajar en un hotel para descubrir un fraude en las cuentas y se topa de frente con un intento de asesinato que intentará resolver.
Sin ser nada del otro mundo se deja leer. Te va picando poco a poco y cuando te quieres dar cuenta ya te lo has terminado. No será de los que recuerde, pero me ha entretenido.

  • Todos los veranos del mundo de Mónica Gutiérrez

    Novelas feelgood de Mónica Gutiérrez
    Si te gusta y lo quieres pincha aquí

Helena va a celebrar su boda en la casa de su infancia, en el pueblo, en Serralles, donde hace mil años que no pisa. Esa celebración reunirá a la familia por entero de nuevo en la casa y despertará recuerdos que creía enterrados.

Los personajes peculiares típicos de Mónica vuelven a hacer su aparición, esta vez en verano, pero con las mismas excentricidades. Los pies descalzos sobre la hierba, las conversaciones sobre libros y autores en una librería peculiar, el olor de la casa familiar. Todos estos elementos se reúnen y te llevan consigo a esos veranos de la infancia donde el tiempo era eterno y no había preocupaciones.

Si te llama la atención próximamente tendré una sorpresa.

  • No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas de Laura Norton

    Diario de escritora chicklit
    Si te apetece comprarlo pincha aquí

Esta es una comedia muy loca de la misma autora de Gente que viene y bah. Sara se encuentra en un momento de cambio en su vida, pero está feliz con su novio Roberto y un taller que acaba de abrir. Pero su estabilidad se ve comprometida por la separación de sus padres y la inminente boda de su hermana.

Una sucesión de situaciones absurdas que impredeciblemente te llevan a la carcajada.

  • Mamá, quiero ser feminista de Carmen G. De la Cueva

    Diario de escritora chicklit
    Si te apetece tenerlo pincha aquí

Estoy acostumbrada a que chicas más jóvenes que yo me den lecciones. Con mi hermana la pequeña, con la que me llevo ocho años y que nació el mismo año que Carmen G. De la Cueva me pasa. Comenzamos la vida enseñándole yo a ella y en algún momento de nuestra existencia la balanza se inclinó hacia el otro lado.

Es bueno escuchar a las generaciones posteriores a la tuya. En cuestión de feminismo creo que tienen mucho que enseñarnos. Y esta chica, Carmen, nos cuenta su andadura comenzando con las mujeres de su familia, las primeras que le dieron lecciones sobre feminismo, pero lo hace sin soberbia, sin moralina. Simplemente su humilde experiencia que puede ser la de cualquiera.

Creo que es lectura imprescindible para entender y aceptar una realidad que, queramos o no, está aquí para quedarse.

  • Tú hoy no te casas de María José Vela

    Diario-escritora-chicklit
    Si lo quieres comprar pincha aquí

Sin duda esta novela ha sido el descubrimiento del verano. Es un chicklit en toda regla, en la que Coco se ve secuestrada por su mejor amiga el mismo día de su boda. Aunque es un secuestro con consentimiento, es ella misma la que se va voluntariamente con Lola, y se deja llevar hasta un lugar perdido en Costa Rica.

Allí conocerá a Oliver, dueño de un complejo hotelero, que le dará trabajo y descolocará su vida.

La narración es muy ágil y divertida, y la historia muy interesante, con sus tramas de intriga. Y, como en todo chicklit, está plagado de personajes memorables que le darán vida a una novela impresionante. Pura vida.

Por cierto, yo al Chimuelo me lo imagino así, no sé si Maria José Vela estaría de acuerdo conmigo o no…

diario-escritora-chicklit
El hacker de la serie Sense8
    • Ante todo mucho karma de Laura Norton

Diario-escritora-chicklit
Si lo quieres pincha aquí

Decidí que No culpes al Karma me había gustado lo suficiente como para darle una oportunidad a la segunda parte, pero si he de ser sincera, tampoco habría pasado nada si no lo hubiera leído.

La novela es entretenida, sigue la estela del anterior, solo que las situaciones en las que se mete Sara son más absurdas y más histriónicas de lo necesario.

Sin embargo me ha gustado mucho la imagen tan realista que da de la maternidad. Sin alabarla como suele ser habitual, ni denostarla como se empeñan otras personas por no caer en la alabanza, que se van de un extremo a otro. Sara reflexiona que sin su bebé todo sería más fácil, pero no deja de quererle en todo momento. Creo además que refleja de manera muy fiel lo que puede ser una depresión post parto.

Sin embargo, aunque resulta entretenida, hay dos personajes que no se comportan como se les supone que deben hacerlo, con lo que hacen de la trama con uno y del final con otro algo no del todo creíble, incluso teniendo en cuenta la suspensión de credibilidad en la que te metes en cuanto abres el libro.

Para leer solo si te encantó la primera parte.

***

Y hasta aquí mi bimestre lector. Este diario de escritora chicklit de julio y agosto ha sido más de lecturas que de escribir, pero parece que poco a poco me vuelvo a poner al día. Será que huele ya a otoño, mi estación favorita del año.

Si te gusta el chicklit estoy preparando una súper guía de lectura con 50 (ni una ni dos, ¡50!) novelas que no te querrás perder. Para que te la envíe en cuanto esté lista puedes suscribirte aquí debajo. Además, de vez en cuando te contaré chismorreos. ¿Te lo vas a perder?

Dale al botón para suscribirte a la newsletter
Recibirás un email cada quince días con salseo y algún contenido exclusivo: capítulos de mi novela, relatos inéditos, etc
Al enviar tus datos estás aceptando nuestra política de privacidad

Pilar G. Cortés

View posts by Pilar G. Cortés
Mamá, lectora compulsiva, escritora, superviviente de cáncer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top