Mundo Chick Lit

Día de la madre chicklit: 5 madres con quién celebrarlo

día de la madre chicklit

Mayo es el mes de las flores, pero también es el mes en el que se celebra el día de la madre. Por eso, para celebrarlo, os voy a contar cómo es un día de la madre chicklit.

Día de la madre chicklit

Porque un día de la madre chicklit no es un día cualquiera. Ni siquiera un día de la madre cualquiera. Una madre chicklit es especial y, por eso, los días festivos también lo son. En una vida chicklit no da tiempo para aburrirse. Lo puedes comprobar en cualquiera de las cinco novelas (más un extra) de las que te voy a hablar hoy.

¿Por qué una madre chicklit es especial?

La verdad, no sé muy bien por qué, pero es una marca del género: una madre chicklit nunca deja indiferente. Son agobiantes, metomentodos, extrañas criaturas que hacen cosas que avergüenzan a sus hijas, las verdaderas protagonistas de la historia. Pocas novelas me he encontrado que no tengan ese toque de color que da una madre extravagante. Y las que no lo tienen es porque la madre apenas tiene relevancia en la historia, por lo que no se cuenta nada acerca de ella. Pero si la madre aparece, no falla: le da un toque especial.

Los padres son distintos, son más callados. Pero de los padres chicklit ya te hablé aquí.

Con quién celebrar el día de la madre chicklit

Te traigo cinco novelas para que os vayáis a celebrar el día de la madre chicklit con ellas. O, quién sabe, igual te das cuenta de lo afortunada que eres por la madre que te ha tocado en suerte, que igual no es una madre chicklit pero que ni falta que hace. Que para las novelas es muy divertido tener una madre así, pero para la vida real igual es un poco excesivo.

Mamá Walsh de Marian Keyes

Día de la madre chicklit

A Mamá Walsh la puedes encontrar en los cinco libros dedicados a cada una de sus hijas, o también en sus dos libros exclusivos: La familia Walsh de la A a la Z (escrito por Mamá Walsh y en el Consultorio de Mamá Walsh, ambos son libros cortos, no son novelas, pero en los que descubres lo grande que es esta mujer.

Es una irlandesa de las de toda la vida, que por lo que he podido leer no debe diferenciarse mucho de las madres españolas: se preocupan porque comas, porque parezcas una señorita de bien, que salgas a la calle decente vestida y maquillada. Ni mucho ni poco.

La celebración del día de la madre con ella estaría llena de comida, y de reproches porque sus hijas no comen lo suficiente. Además, protestaría por los regalos, porque ella preferiría maquillaje caro o algún complemento de los que se guardan sus hijas para sí. De lo que puedes estar segura es que una velada con ella nunca resultaría aburrida.

Bridget Jones, de Helen Fielding

Día de la madre chicklit

La madre de Bridget Jones también se las trae. Esta no es irlandesa, sino inglesa, y lo único que quiere para su hija es que se case, que se le va a pasar el arroz. Es el único destino posible que ve para Bridget: el matrimonio, sin él la vida de su hija (y la suya, ya puestos) carecería de sentido.

La celebración del día de la madre con ella incluiría una cita a ciegas que Bridget no se esperaría y que la aborchonaría hasta decir basta. Porque lo que no tiene su madre es gusto para los hombres.

La puedes encontrar en (enlace a Amazon pinchando en el título):

El diario de Bridget Jones

Bridget Jones: sobreviviré

Bridget Jones: Loca por él

Bridget Jones´s Baby: Los diarios (que salió después de la última película).

Gente que viene y bah, de Laura Norton

Laura Norton

 

Una madre muy española, muy del norte, pero con habilidades especiales que a su hija no le parecen muy divertidas. Es verdad que su madre no le va a complicar mucho la vida, pero la tiene más calada de lo que a la protagonista le gustaría. Lectura con quiebro final que te hará coger un clínex. Avisada quedas.

La celebración del día de la madre con ella se desarrollaría de forma muy cariñosa, pero no pararía de intentar tocar a su hija para diagnosticarle el mal que padece. Porque lo importante es que su hija se ponga bien, y para eso necesita saber con exactitud qué tiene.

La puedes encontrar en Amazon.

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, de Laura Norton

Laura Norton

Sí, repito autora. La verdad, no quería quedarme con las de siempre nada más: Bridget Jones, mamá Walsh y Loca por las compras, por lo que he dejado descansar a Becky Bloomwood y me quedo con la madre de Sara que se las trae bien traídas. Es una madre muy peculiar, que no se corta para nada al hablar de que tiene un amante delante de sus hijas, y defiende en todo momento su posición privilegiada de mujer adulta que puede tomar sus propias decisiones. Aunque esas decisiones parezcan muy descabelladas.

No te la pierdas tampoco en la segunda parte, que se pone aún más histriónica que en la primera. La celebración del día de la madre con ella estaría cargada de gin tonics y de comentarios que harían avergonzarse a sus hijas.

La puedes encontrar en:

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas

Ante todo mucho karma

Extra: Valentina o cómo ser feliz sin magdalenas

Día de la madre chicklit

 

Lo siento, pero tenía que hablar de mi novela. Pero porque la madre de Valentina es muy, muy especial. Es de esas madres que quieres con locura… pero de lejos. Ella adora a su hija, pero no puede evitar comportarse con ella como si aún fuera una niña, lo que va a causar más de una discusión entre ellas.

La celebración del día de la madre con Sagrario estaría llena de reproches, empezando por el regalo que le hiciera Valentina. Fuera cual fuese, seguro que comentaría algo en plan pasivo agresivo. Pero en el fondo las dos se quieren mucho y eso logrará salvar el día. Bueno, eso y su padre, que no habla mucho pero tiene mucha presencia cuando quiere.

La puedes encontrar en Amazon.


Y tú, ¿cómo piensas celebrar el día de la madre? ¿Con una madre chicklit o una celebración normal a la española, con mucha comida, bebida y ruido? Conste que a mí las tradicionales españolas me encantan, pero este año lo voy a pasar tranquilita. Y aprovecharé a pasar el día con mi hija antes de que yo misma me convierta en una madre chicklit y le arruine la vida a la pobre… ¡Cuéntame tus planes en los comentarios!

Y si te gusta el chicklit estoy preparando una súper guía de lectura con 50 (ni una ni dos, ¡50!) novelas que no te querrás perder. Para que te la envíe en cuanto esté lista puedes suscribirte aquí debajo. Además, de vez en cuando te contaré chismorreos. ¿Te lo vas a perder?

[optin-cat id=”1655″]

3 thoughts on “Día de la madre chicklit: 5 madres con quién celebrarlo”

  1. La madre de Sara tenía una salidas… Ya dije que me gustaron mucho los libros de Laura 😀
    Por aquí somos tradicionales y bastante tranquilos, y ante la falta de madre chicklit, tenemos un padre así, mi tío. Siempre suelta alguna frasecita de la que quieremos salir corriendo 😂😂 que pases un buen día!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.