Vamos al cine

3 comedias románticas españolas

Como ya he dicho alguna vez, me encantan la literatura chicklit en español (te recomendé cinco títulos para llevar a la playa y también te hablé de la pionera del chicklit en nuestro idioma). Pero también me gusta mucho el cine, y la versión en cine del chicklit son las comedias románticas. Aquí hacemos muy buen cine, yo siempre he sido muy fan, aunque es de unos años a esta parte que veo que las comedias románticas españolas se han puesto las pilas.

Comedias románticas españolas

Es verdad que da la impresión de que el cine español es más o de comedia pura (una peli de risa) o de tragedia, o incluso tragicomedias, pero hay alguna joya en comedia romántica que igual hemos dejado pasar sin darnos cuenta. Pero no pasa nada, con Netflix lo tenemos solucionado, ya que las tres películas de las que voy a hablar hoy están en esa plataforma.

Tres comedias románticas españolas que te van a encantar

comedias románticas españolas

O igual no, pero es que me gustaba cómo sonaba el título así. De igual modo creo que, si te gusta ver películas, deberías darle una oportunidad a alguna de las que te traigo. Porque, si no te encantan, al menos vas a pasar una hora y media (más o menos) entretenida, sin pensar en los problemas o preocupaciones que la vida nos tiene guardados. Esos seguirán ahí, esperando, pero mientras estés viendo a los actores contar su historia, con sus premisas, sus dificultades y el happy ending lo habrás aparcado todo y hasta es posible que lo olvides un rato.

Además, en una de ellas trabaja Eduardo Noriega y en otra Hugo Silva. Disculpadme el momento fangirl pero es escuchar esos nombres y me salen corazoncitos de los ojos. En la tercera trabaja Dani Rovira, que es gracioso, pero guapo, guapo, lo siento mucho, pero no. Tendrá su encanto, pero yo todavía no se lo he encontrado.

Porque el nivel es distinto en cada una de estas comedias románticas españolas, voy a contarte mis impresiones de ellas empezando por la que me ha gustado quizá un poco menos y terminando con lo que creo que es la joya de la corona.

Ahora o nunca

Dirigida por María Ripoll, cuenta como personajes principales con Dani Rovira, María Valverde y Clara Lago. Bajo mi punto de vista es la más flojita de las tres, aunque es la de corte más clásico de guión.

Eva (María Valverde) y Alex (Dani Rovira) se van a casar, pero a pesar de que viven en España deciden contraer matrimonio en el pueblo de la campiña inglesa donde comenzó su historia de amor. Ella se va antes, y él retrasa su vuelo para recoger el vestido de novia. Pero todo se complica cuando Alex no puede coger el vuelo por culpa de una huelga de controladores aéreos, y ahí empieza toda la aventura.

No es que no me haya gustado, ya digo que es comedia romántica de corte clásico, con sus impedimentos, sus malentendidos, sus leyes de Murphy. Pero primero, no me ha parecido que hubiera mucha química entre los dos protagonistas. Y segundo, hay una cosa del guión que me parece de cultura de la violación, y aunque no lo normalizan como tal, tampoco le dan la importancia que creo que debería haber tenido.

Sin embargo me parece que la historia es genial. Los personajes son tremendos: Eva (María Valverde), es cándida, y hace lo imposible por no mandar a su suegra a tomar por saco, por metomentodo y por criticona en plan pasivo agresivo. Clara Lago hace de prima de Eva, que junto a Seis (Anna Gras) completan el trío protagonista. El personaje de Clara Lago es fantástico: es la desinihibida, la que se liga (y sí, es un eufemismo, no encuentro manera de decirlo de mejor manera) a todo el que quiere. Incluido el cantante de la banda mientras están preparando el escenario. Pero está muy bien tratado, con mucho respeto, nada que no hubieran hecho con un tío así.

Lo que me ha parecido más flojo es que parece que le falta profundidad. La historia la tiene pero no parece salir a la superficie todo lo que debiera. Aún así, pasas un rato entretenido.

Tenemos que hablar

Dirigida por David Serrano cuenta como protagonistas con Michelle Jenner, Hugo Silva, Verónica Forqué y Óscar Ladoire, entre otros. El reparto es espectacular. Michelle me gusta mucho, pero es que Verónica Forqué y Óscar Ladoire son de otra liga.

Nuria (Michelle Jenner) y Jorge (Hugo Silva) son novios de toda la vida. Él trabaja en banca y va aconsejando a los padres de Nuria sobre cómo hacer inversiones. En los primeros cinco minutos de película se hace un repaso por toda la crisis española brutal. Y en todas caen, aconsejados, de buena fe, eso sí, por Jorge.

Pero dos años después, y debido en parte a esos consejos desafortunados, Nuria está separada de Jorge, y tiene una relación seria. Tan seria, que su novio le pide matrimonio. Pero para poder casarse, ha de pedirle el divorcio a su ex. Lo que pasa es que cuando le llama Jorge tiene un accidente y Nuria cree que se ha intentado suicidar, por eso hará lo imposible por hacerle creer que está todo bien, que por su culpa sus padres no se separaron y que están felices por cómo se desarrollaron las cosas.

Ahí es cuando empieza la caída en cuesta abajo y sin frenos para Nuria, llena de líos que monta ella sola, de obstáculos, y de incertidumbre.

Una comedia romántica que te deja un buen sabor de boca, que te entretiene con las ocurrencias cada vez más locas de la protagonista y que aunque la historia sea normalita, la hacen grande los actores y las actrices que le dan vida. Porque son inmensos. Conversaciones naturales, situaciones absurdas a las que le dan sentido, vergüenzas ajenas y risas que te contagian.

Nuestros amantes

Si solo vas a ver una película de esta lista, te recomendaría Nuestros amantes. De las comedias románticas españolas es la más diferente. Es más de dialéctica que de situaciones bochornosas, y a mí me pareció una joya.

Dirigida por Miguel Ángel Lamata la protagonizan Michelle Jenner (de nuevo) con Eduardo Noriega como pareja protagonista. Para completar el elenco, Fele Martínez, Amaia Salamanca y Gabino Diego.

Carlos (Eduardo Noriega) entra un día en un café-librería (primer punto a favor de esta comedia romántica) y pide un coñac. Intenta cambiar algo, está frustrado profesionalmente porque es escritor (guionista) y está triunfando y ganando dinero con una película de la que no se siente orgulloso. Irene está ese día en el café-librería y pese a que no le conoce se sienta frente a él y le propone un juego: convertir sus vidas en una aventura. Sin nombres y con la condición de no enamorarse. Carlos acepta y eso supone el cambio que tanto buscaba. Sobre cada una de sus aventuras planean las sombras grises de sus relaciones anteriores.

Es una película que puede parecer muy loca pero que al final todo acaba teniendo sentido. Me encanta la protagonista, Irene, que busca la aventura, sentir la sangre correr por sus venas. Y Carlos me conquistó solo por el hecho de odiar la expresión «lo siguiente» en afirmaciones como «no es guapa, es lo siguiente». Es una expresión absurda, la verdad. De hecho no es absurda, es lo siguiente.

***

Hasta aquí las recomendaciones de hoy de comedias románticas españolas. Creo que, al menos, te entretendrás con ellas un rato. Y con Nuestros amantes además te enamorarás. ¿Las has visto ya? ¿Conoces alguna otra comedia romántica española que pueda añadir a mi lista de visionado? ¡Dímelo en los comentarios!

Y si te gusta el chicklit estoy preparando una súper guía de lectura con 50 (ni una ni dos, ¡50!) novelas que no te querrás perder. Para que te la envíe en cuanto esté lista puedes suscribirte aquí debajo. Además, de vez en cuando te contaré chismorreos. ¿Te lo vas a perder?

2 thoughts on “3 comedias románticas españolas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.