Más allá del chicklit

7 canciones feelgood y una chicklit desesperada

He hablado antes de las novelas feelgood, pero no había hablado de canciones feelgood. Resulta que soy una persona muy melómana. Para mi vida necesito banda sonora, y por eso me llamó mucho la atención el libro de Cristina Bou, Mar de invierno en Cadaqués, porque cada capítulo tiene el título de una canción y tiene su propia lista en Spotify.

Luego descubrí su blog. Y es una maravilla. Hablamos, encontramos que teníamos muchas coincidencias, más allá de que a ambas nos encanta la sandía (¡¿y a quién no?!), y quedamos en visitarnos en nuestros respectivos blogs. Hoy te traigo la colaboración que ha escrito para este espacio, donde nos descubre 7 canciones feelgood y una chicklit (desesperada) geniales. Porque, como dice Cristina, la música nos cambia el ánimo.

Te dejo con ella.

7 canciones feelgood y una chicklit desesperada

Hablaba con Pilar un día sobre cosas importantes y glamourosas de las que hablan las escritoras, en concreto de lo caro que se han puesto los tomates, cuando se le ocurrió pedirme que hiciera un post para su blog. El canguelo que me entró no os lo quiero ni comentar. Pero yo soy una chica valiente, así que dije, venga, vamos para allá.

Antes de empezar, te aconsejo que enciendas los altavoces, y, si estás en el trabajo, te recomiendo que digas que tienes una videoconferencia con Torrelodones (a no ser que vivas allí), y te calces los auriculares. Porque este post no tiene sentido sin música. De hecho, ¿hay algo en la vida que lo tenga?

Para los que no me conozcáis, soy Cristina Bou, escritora de feelgood, o de lo que sea, que todavía estoy intentando casar en alguna etiqueta, (aviso, no lo consigo) y lo primero que tenéis que saber es que yo todo, todo, todo lo hago con banda sonora.

En mi casa siempre había música sonando. Mis hermanos ponían cintas de cassette de los 80 una y otra vez, mis padres escuchaban la radio, y yo, desde que los Reyes me trajeron mi primer radiocassette, no estaba en mi cuarto sin encenderlo.

Quizás no lo sepáis, pero vivir con banda sonora es una costumbre muy sana. La música hace reaccionar a tu cerebro, lo pone en alerta, lo estimula. Una canción puede evocar tanto como un olor, y tiene la capacidad de cambiarnos el humor, los sentimientos. Potencia la concentración o ayuda a relajarse.

canciones feelgood
Todas estas afirmaciones están referenciadas por un estudio super científico de la universidad de Güisconsin

Pilar, que también es melómana, me pidió que escribiera algo con canciones. Dice que a veces le cuesta incorporarlas en sus escritos. Yo, al contrario, tengo dificultades para ponerle palabras a todo lo que siento con las melodías.

Yo sé que la mayoría de los que estáis leyendo este post sois lectores de chicklit, pero, tal y como Pilar nos contó en este post, son más las cosas que nos unen que las que nos separan, a los del bando feelgood y a los del bando chicklit. ¿No os lo creéis? Seguid leyendo, que os convenzo en siete + una canciones.

¿Qué son las canciones feelgood?

Vosotros, que habéis estudiado o que veis Netflix en versión original, pero con subtítulos, estaréis ya pensando, muy acertadamente: una canción que te haga sentir bien. Pilar diría que es una canción “que te saca la sonrisa tonta”, parafraseándole sobre las novelas feelgood.

Canciones feelgood
No sé cómo tomarme esto

En realidad, al igual que las novelas feelgood, es mucho más que eso. Las canciones feelgood son canciones que hablan de superación, de los antihéroes y antiheroínas (porque sí, en la mayoría de los casos, la protagonista es mujer) que no dan pie con bola, aquellos a los que la tostada se les cae siempre boca abajo, sobre la camisa de seda, en un día de reunión con el jefe. Por favor decidme que no soy la única a la que le pasa esto.

Son canciones que hablan de que la vida SÍ vale la pena, a pesar de todo, de los obstáculos, las perrerías, los dramas, las situaciones que te resquebrajan por dentro, que borran sin piedad todo lo que siempre habías creído, todo lo que siempre habías querido.

No, la vida no es fácil para los protagonistas de estas canciones. Y sin embargo, a pesar de todo, siempre hay algo que les impulsa a seguir, que les impulsa a llegar a la última estrofa con toda la fuerza, triunfales, con todo, rimando el verbo mágico, yo puedo, tú puedes, nosotros podemos. Con esto, y con lo que venga.

Siéntete libre de volver a los párrafos anteriores y sustituir canciones por novelas, porque en realidad, son las mismas historias contadas por distintos medios.

Aunque es cierto que ante todo, para ser una canción/novela feelgood, tiene que transmitir buenrollo, tiene que ponerte de buen humor. Aquí no venimos a hablar de penas oiga, aquí venimos a pasárnoslo bien.

Y dicho esto, vamos a entrar en materia ¡Al turrón!

canciones feelgood
Ejemplo clarísimo de programa feelgood, donde los concursantes se enfrentan a toda clase de perrerías pero cuando terminan, resulten victoriosos o no, siempre están contentos y con la sonrisa en la boca.

7 canciones feelgood.

Joey Blondie

Voy a empezar adrede por esta canción, para demostrar que, al igual que en las novelas feelgood, en estas canciones también se llora. También hay drama, también se pasa mal. Esto no es un camino de rosas, porque, por si no os habéis dado cuenta, la vida, cuando quiere, puede ser muy perra. Y cuando no también. Pero la diferencia con otros géneros, como el drama o la romántica, es la actitud con la que los protagonistas se enfrentan a sus problemas.

En este caso la cantante Johnette Napolitano le canta al que entonces era su pareja, Marc Moreland, quien tenía graves problemas con el alcohol.

And when you said I scared you

Well I guess you scared me too

But we got lucky once before

And I don’t want to close the door

And if you’re somewhere out there

Passed out on the floor

Oh Joey, I’m not angry anymore

Live your life- Mika

Una canción que habla de la gente con la que te gusta estar, gente que te hace bien, que te hacer reír y que te aporta cosas positivas. Exactamente como los personajes secundarios en la novelas feelgood.

Son aquellas amigas que todas queremos, que todas buscamos. Esas que están ahí para complicarte la vida y para que te lleves las manos a la cabeza con las cosas que hacen (¿cómo quedas con ese, ¿Qué vas a dejar tu trabajo? ¿Tú estás loca?).

Y, a la vez, no podrías seguir adelante sin ellas, porque son aquellas que te miran a la cara y te dicen, justo cuando más lo necesitas, amiga, tienes un pelo negro en el bigote, coge hora ya en la esteticien.

Canciones feelgood
¿Por qué me sale un pelo negro uno solo y largo? ¿Y por qué mi parte contratante no es capaz de verlo en un mes? Menos mal que tengo amigas de las buenas.

 

Dog days are over- Florence and the Machine

Adoro adoro adoro esta canción. Todo lo de Florence and the machine es maravilloso, pero esta canción es especial.

Y, aunque en realidad la letra tiene un fondo un tanto triste, incluso podría decir pesimista, para mí es una canción que anima a correr hacia la felicidad, no a huir de los problemas, sino correr por ellos, de frente, con fuerza. Correr por tu madre, por tus hijos, dejar todos tus problemas atrás, porque no puedes cargar con ellos si quieres sobrevivir.

Run fast for your mother and fast for your father

Run for your children for your sisters and the brothers

Leave all your love and your loving behind you

Can’t carry it with you if you want to survive

You learn- Alanis Morrissete

Esta canción de Alanis Morrissete me parece un credo de vida. Resume en muy pocas palabras una gran verdad de los mindful y los gurús y los consejos de tu madre y tu abuela juntas: te ocurra lo que te ocurra en tu vida, siempre vas a aprender algo. Y que lo mejor es morder fuerte, más de lo que puedas tragar, hasta que te ahogues, para luego poder escupir y sentirte libre.

You live you learn, you love you learn

You cry you learn, you lose you learn

You bleed you learn, you scream you learn

 

Antihéroe – M-Clan

¿Qué os creías, que no iba a salir música en español? Por supuesto que sí.

Personalmente, adoro los antihéroes. Me encantan los personajes acabados, perdedores, los egoístas, los que comenten errores. Y en ningún otro género tienen tanta cabida como en el feelgood. Bienvenidos antihéroes, infieles, malas amigas, gente que roba clips del trabajo. El feelgood es vuestro, porque aquí todo el mundo tiene una oportunidad de redimirse. Y recordad que al final, siempre, siempre, todo va a acabar bien.

El primo bastardo de Superman

La flor y la nata de la mediocridad

El hazmerreír que hace llorar

Me atracan los niños de la vecindad

El hijo que nadie querría tener

Me pierdo en el súper, me huelen los pies

No hay más que mirarme para comprender

Que soy el antihéroe

No me trate de usted

Powerless – Nelly Furtado

Una canción de las que te empodera, ahora que está tan de moda esta palabra. Si te sientes impotente, si la vida te golpea, ¿qué vas a hacer tú al respecto? ¿O acaso piensas que alguien va a venir a solucionarte los problemas?

La vida es muy corta para vivirla solo para ti, sin tener en cuenta a los demás, eso dice el estribillo. Otra de las características feelgood, también es la hermandad, la sororidad en el caso mayoritario de las protagonistas mujeres.

Quizás esa sea, como Pilar dice en su post, una diferencia con el chicklit. En las novelas feelgood casi siempre te vas a encontrar con gente dispuesta a echar un cable al protagonista. Como en la vida real. Que vale, hay mucho desgraciado, pero también hay gente que lo dará todo por ti, sobre todo si tú estás dispuesto a darlo todo por ellos.

’Cause this life is too short to live it just for you

But when you feel so powerless what are you gonna do

So say what you want, say what you want

Dignity – Deacon Blue

No puedo escuchar esta canción sin que se me nuble la vista. Me pasa con algunas canciones, que me tocan de manera especial.

Es una historia preciosa, que en pocas letras nos cuenta una vida entera. Una historia digna de una novela feelgood. La he dejado para el final para poder contárosla casi entera. Veréis esto es: Dignity, dignidad.

Deacon Blue nos habla de un trabajador del ayuntamiento, un basurero, del que los niños se burlan. La letra insinúa que tiene cierto retraso. Pero este hombre tiene un secreto, de lo que hace con su dinero, y se lo cuenta al cantante: va a comprar un barco, le va a llamar Dignidad.

Y creo que la última característica, y por lo que me gusta tanto escribir feelgood, es porque ayuda a recuperar el honor, la dignidad, el amor por uno mismo.

Saber que puedes con ello, saber sentirse bien con uno mismo. Dignidad de vivir, de seguir hacia adelante a pesar de tus errores, tus problemas.

And I’ll sail her up the west coast

Through villages and towns

I’ll be on my holidays

They’ll be doing their rounds

They’ll ask me how I got her I’ll say “I saved my money”

They’ll say isn’t she pretty that ship called dignity

Y una chicklit desesperada

Pack up Eliza Doolitle

Canción que no se conoce mucho, ya veis que soy muy friki. Pero la letra es muy chicklit, o lo que yo identifico con el chicklit. No te preocupes por esperar a la caballería, mejor mete tus problemas en una maleta, entiérralos en el mar y vive tu vida.

Pack up your troubles in your old kit bag

And bury them beneath the sea

I don’t care what the people may say

What the people may say about me

Pack Up your troubles get your old grin back

Don’t worry bout the cavalry

I don’t care what the whisperers say

Cos they whisper too loud for me

Como habéis adivinado por el título, hay muchas más canciones de las que me gustaría hablar. Podéis pasaros por la lista de Spotify si queréis seguir oyendo mi selección de canciones feelgood, o si habéis tenido un mal día en el trabajo y queréis cambiar de humor.

Por favor, no caigas en la tentación de ponerte dramones sonoros para llorar más. Hemos dicho que la música cambia tu estado de ánimo. Pon mi lista, y aunque no tengas cuerda, salta durante diez minutos seguidos. Te prometo que te sentirás mejor cuando acabes.

Canciones feelgood
Experimento refrendado por este perrete

 

Y si además de las canciones feelgood te gustan las novelas chicklit estoy preparando una súper guía de lectura con 50 (ni una ni dos, ¡50!) novelas que no te querrás perder. Para que te la envíe en cuanto esté lista puedes suscribirte aquí debajo. Además, de vez en cuando te contaré chismorreos. ¿Te lo vas a perder?

Dale al botón para suscribirte a la newsletter
Recibirás un email cada quince días con salseo y algún contenido exclusivo: capítulos de mi novela, relatos inéditos, etc
Al enviar tus datos estás aceptando nuestra política de privacidad

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.