Diario de una escritora chicklit

Balance anual como escritora chicklit

 

Hemos completado otra vuelta al sol, y como toda hija de vecinos, a mí también me gusta hacer balance anual como escritora chicklit. Aunque, todo hay que decirlo, casi va a ser una excusa para enseñar los libros que me han llegado a casa este diciembre, que han sido muchos y muy jugositos. Me falta vida para leer todo lo que quiero, pero que no sea porque no lo intentamos.

Balance anual como escritora chicklit

2018, sin lugar a dudas, ha sido el año en el que he despegado en mi carrera de escritora. No, no me refiero a que he triunfado (al menos no a como normalmente se entiende el triunfo: muchas ventas y mucho dinero). Pero sí que me he tomado en serio a mí misma, he creído en mí y he apostado por mi sueño. Y mira, aquí estoy, haciendo malabarismos con el tiempo, pero si hago instrospección, feliz de hacerlo. No me sobra ni un minuto del día, tengo que elegir dejar de lado algunas cosas, pero estos sacrificios en honor a las letras ni siquiera me cuestan esfuerzo.

Este año han visto la luz dos obras mías, ambas benéficas. Una, mi Mamá en Apuros contra el cáncer, cuyos beneficios están destinados a la AECC, me ha dado tantos abrazos sentidos que cada uno de ellos ha recompuesto una de las partes que rompió mi Voldemort. La otra, Vamos a contar mentiras – Cuatro relatos acerca del engaño se trata de una recopilación de relatos de cuatro autoras distintas, una de ellas servidora. Ha sido un honor colaborar con mis compañeras en este proyecto, en el que cada una, además de su historia, ha dejado un poco de su alma. Seguimos trabajando juntas, ayudándonos, aupándonos, dándonos ánimos cada día del año para no decaer. Porque a veces escribir es un oficio solitario, pero si sabes que tienes al otro lado de la pantalla a una persona que va a entender tus frustraciones a la hora de ponerte a escribir se hace mucho más ameno.

Lo que importa: las lecturas

Se dice, se comenta, que un escritor debe ser antes lector. Yo eso lo llevo a rajatabla, porque dentro de mi balance anual como escritora chicklit debo contar también las lecturas. Y no solo las chicklit, que yo leo de todo. Bueno, de casi todo, aún no le he dado a las novelas del oeste y eso que tengo algunas, herencia de mi padre.

Cada año Goodreads te da la opción de marcarte un reto lector. Como el 2017 yo me marqué una cantidad y la superé con creces (ventajas de haber estado de baja casi todo el año, oiga), pues el año pasado me dije que 54 libros no eran nada para mí. Y no lo han sido, claro que no, porque no he llegado a la cifra.

En esto no me entiendas mal. He visto personas que han leído cien libros. He visto otras que solo han leído diez o doce. Para mí, personalmente, no es una competición. Me gusta ponerme las cifras para llevar un control y porque luego vuelvo a ver si me he leído un libro en concreto y si me ha gustado o no. Y para motivarme. Pero ni compito contra mí misma ni contra nadie. Cada una sabe las circunstancias que rodean su vida y yo bastante tengo si puedo leer un par de títulos al mes. Han sido más, porque al final leí 45. Eso sí, el día de nochevieja, en casa de mis suegros, estuve leyendo antes de la cena porque me quedaba un diez por ciento del libro que traía entre manos y no quería pasar el año sin terminarlo. Lo conseguí. Minipunto para mí.

Objetivos de una escritora chicklit

Mis objetivos para 2019 son: seguir trabajando duro. Ya he decidido fecha para publicar la novela (¡por fin!), pero de momento va a ser un secreto entre mis VIPS y yo. ¿Quiénes son mis VIPS? Lo siento, pero en esta vida siempre hay favoritos y en este caso son las personas que se han suscrito a mi newsletter. Pero no te preocupes, si aún no lo has hecho estás a tiempo todavía. Dale click aquí y rellena los datos (nombre y email), y cada quince días te escribiré un mail para contarte novedades. No hay spam, solo avances de mis proyectos y algo de salseo.

Como objetivo lector me he propuesto leer 50 libros este año. Pero como digo, no me preocupa. Tampoco tengo unos libros decididos, aunque puede que eso cambie pronto. Al menos en lo que a chicklit se refiere. Es que estoy preparando una cosilla para que podamos leer juntas, pero como no lo tengo terminado de perfilar mejor no te cuento más. Ya te iré avanzando más información.

Los libros nuevos

De todas las fiestas navideñas, la parte que más me gusta es la de los Reyes Magos. No solo por los regalos, que también, sino por el roscón. Es un día al año que me permito explotar de comer roscones. Y además, rellenos de nata.

Pero en este balance anual como escritora chicklit debo señalar algo: la magia. Los Reyes Magos es una fiesta repleta de magia. MiniP tiene 8 años y ha sido increíble cómo lo ha vivido este año. Desde que fuimos a echar la carta a Sus Majestades el día anterior y Gaspar la llamó por su nombre, hasta que abrió todos los regalos y nos hizo jugar con cada uno de ellos. En sus ojos vi la verdadera ilusión, y aquello sí que fue magia de la buena.

Pero yo también me he debido portar bien este año porque en Reyes cayeron tres libros. Depende para quién pueden parecer pocos, pero teniendo en cuenta que otros años la cifra ha llegado al cero, estoy más que contenta. Además, añado a la lista otros dos que no me han traído los Reyes pero que uno ha sido por un amigo invisible navideño y el otro lo gané en un concurso, que es casi como un regalo (y sin el casi). Comienzo por los dos chicklit que es lo que nos une aquí.

Antes beso a un hobbit, de Carla Crespo

Balance anual como escritora chicklit
Lo puedes conseguir en Amazon

Qué ilusión me hace que los Reyes Magos hayan leído mi blog, porque si te acuerdas esta novela me la pedí en las recomendaciones de regalos navideños. Me lo han traído en papel y formato bolsillo, comodísimo para leer. De modo que ya te contaré qué me ha parecido. Seguro que genial, porque el principio prometía, y mucho.

La venganza viste de Prada de Lauren Weisberger

Balance anual como escritora chicklit
Lo puedes conseguir en Amazon

La segunda novela traída de mi entrada de recomendaciones para regalar en Navidad. Una segunda parte a la que le tengo muchísimas ganas.

El visitante, Stephen King

Balance anual como escritora chicklit
Lo puedes encontrar en Amazon

No sé si he contado alguna vez que yo empecé escribiendo terror, sobre todo relatos cortos. Y disfrutaba casi tanto, o más, leyéndolo. El maestro del género oscuro es Stephen King y he leído casi toda su obra. Deseando leer este también.

La Sociedad de la Libélula, Ana González Duque

Balance anual como escritora chicklit
Lo puedes encontrar en Amazon

El libro de la jefa (es mi gurú en esta cosa rara del marketing). Lo gané en el sorteo de la newsletter (si además del chicklit os va también la fantasía, os la recomiendo mucho) de Gabriella Campbell y J.A. Cotrina y menos mal, porque tenía muchísimas ganas de leerlo. La suerte, además, ha querido que me lo pueda entregar la misma autora, con lo que lo tengo firmado por ella. Pasa a las joyas de mi biblioteca. Es una novela de fantasía en la que la protagonista es una escritora que puede viajar, gracias a una máquina, al mundo que ha creado. ¿Cómo no me iba a apetecer?

Crónicas del fin, Gabriella Campbell y J.A. Cotrina

Balance anual como escritora chicklit
Lo puedes conseguir en Amazon

Este me lo regaló mi amiga invisible en la edición menos invisible de la historia. Lo puse en la lista de deseos junto con dos más: el de La sociedad de la libélula, título que me apresuré a quitar en cuanto me tocó en el sorteo, y otro de Cotrina. Ganó Crónicas del fin, y yo que me alegro, porque lo sacaron en fascículos en Amazon y solo me había podido leer los dos primeros. Ahora me puedo dar el atracón de la historia en fantasía oscura.

*_*

Estas son las lecturas que voy a tener pendientes para este año, aunque ya te digo que poco me van a durar. Quizá voy a tardar un poco más porque me autoregalé una promoción de Kindle Unlimmited de dos meses y quiero aprovecharla. Ahora es tu turno, ¿te han traído muchos libros los Reyes Magos? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

Y si te gusta el chicklit estoy preparando una súper guía de lectura con 50 (ni una ni dos, ¡50!) novelas que no te querrás perder. Para que te la envíe en cuanto esté lista puedes suscribirte aquí debajo. Además, de vez en cuando te contaré chismorreos. ¿Te lo vas a perder?

[optin-cat id=”1655″]

2 thoughts on “Balance anual como escritora chicklit”

  1. Pues un balance muy bueno. Y me parece que el 2019 va a ser aún mejor! Pendiente estaré de ese libro que vas a sacar. Y buenos libros te han dejado los Reyes. A ver qué nos cuentas.
    ¡MIni P 8 años!!! Uff, qué grande ya! Cómo corre el tiempo!!!!
    Besotes!!! Y que tengas un muy feliz año!!!

    1. ¡Feliz año a ti también, Margari!
      Sí, pasa el tiempo volando, 8 años ya la nena. ¡Pronto tendrás novedades de mi novela! Ya os contaré qué tal las lecturas.
      ¡Muchas gracias por comentar!
      ¡Besotes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.